Inicio Escapadas Astroturismo, al infinito y más allá

Astroturismo, al infinito y más allá

Compartir
[ Publicidad ]popular

El turismo astronómico sigue en auge. Y un destino para practicar esta modalidad es Chile, que posee el 40% de la infraestructura mundial para la observación astronómica, una cifra que se estima aumentará a un 70% en la próxima década. ¿Por qué Chile? Pues porque reúne excelentes condiciones: en el norte, entre 280 y 300 noches al año son despejadas, el aire posee pocas partículas de polvo y humedad y las bajas temperaturas de los terrenos altos y áridos son ideales para la instalación de potentes telescopios. Conozcamos algunos de los observatorios que podemos visitar en el país sudamericano y el mundo.

El Tololo
Coquimbo, Chile.
La región de Coquimbo concentra el 47% del turismo de este tipo en Chile, a tal punto que se le conoce como “Capital estrella”. Entre sus tantos observatorios el más famoso es “El Tololo”, cerca de la comuna de Vicuña, el cual posee ocho telescopios y un radiotelescopio. Las reservas se hacen vía telefónica o email con al menos un mes de anticipación. Los tours se realizan los domingos dos veces al día, con un máximo de 40 visitantes diarios.

Roque de los Muchachos
Islas Canarias, España.
Inaugurado en 1985, el Observatorio del Roque de los Muchachos (ORM), al borde del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, a 2.396 metros de altitud y en una extensión de 189 hectáreas, en la isla de La Palma, es considerado uno de los más importantes, ya que alberga al telescopio más grande del mundo, el de mayor abertura, el Gran Telescopio Canarias. Entre las actividades que realiza el ORM está la observación nocturna y lo referente a la física solar.

Kitt Peak
Arizona, Estados Unidos.
Situado en lo alto del desierto de Sonora, en las afueras de Tucson, alberga la colección más diversa de telescopios para la astronomía óptica e infrarroja durante la noche y para el estudio del sol durante el día. Una visita guiada permite conocer las instalaciones y ver el McMath-Pierce, el telescopio solar más largo del planeta. El “Tour VIP”, que dura de cuatro a cinco horas, ofrece un recorrido por la cima, desde donde las vistas panorámicas son impresionantes.

Jodrell Bank
Cheshire, Reino Unido.
Entre los hitos del Observatorio Jodrell Bank, inaugurado en 1957 para escudriñar la Vía Láctea, está haber detectado, en 1979, la primera interferencia gravitacional, lo cual confirmaba la teoría de Einstein de la relatividad general. Su buque insignia es el Telescopio Lovell, el cual forma parte del proyecto e-Merlin y de la European VLBI Network. El centro para visitantes hospeda un teatro con tecnología 3D que ofrece viajes simulados a Marte.

ALMA
San Pedro de Atacama, Chile.
ALMA (Atacama Large Millimiter/Submillimeter Array) es fruto de una asociación internacional de astronomía entre Estados Unidos, Canadá, Europa, Japón, Taiwán y Corea del Sur. Desde su inauguración en 2013, los resultados obtenidos sorprenden a los astrónomos. Este complejo sistema, compuesto por 66 antenas de entre siete y 12 metros de diámetro, permite captar lo que hasta hace poco era invisible, los llamados “objetos fríos” del universo.