Inicio Pluma Verde Biblioteca de sueños turísticos

Biblioteca de sueños turísticos

Compartir
[ Publicidad ]popular

Nuestra industria turística enfrenta una feroz y creciente competencia en el vecindario regional y en el resto del mundo. Debemos aguzar los sentidos para, entre otras cosas, y añadir rasgos a nuestro producto turístico que lo hagan cada vez más competitivo. El primer menú de sueños que se ofrece a continuación podría, aunque algunos parezcan descabellados, ayudarnos a competir mejor si los hacemos realidad. Después de todo, Carl Sandburg dijo una vez que “Nada sucede al menos que tengas primero un sueño”.

1.Teleférico y estación de esquí para el Pico Duarte.

El privilegio de tener el pico más alto del Caribe insular nos permitiría ser el único destino de la región con oferta de playa y nieve. La factibilidad técnica de tal proyecto ya ha sido confirmada por empresas europeas.

2.Tren de Alta Velocidad (AVE) Punta Cana-Puerto Príncipe.

samana

Los 543 kilómetros de distancia podrían ser recorridos en menos de dos horas, aunque convendrían dos o tres paradas en ciudades como Santo Domingo y Barahona.

3.Tren Turístico Costero Cabo Haitiano-Samaná.

El Consejo Regional de Desarrollo del Nordeste ha propuesto un tren de carga con esa ruta, pero sería deseable que pudiera a la vez ser un atractivo turístico incorporando vagones que permitan una vista panorámica a sus pasajeros.

4.Autódromo para Fórmula 1.

Preferiblemente situada en la costa Este, esta facilidad deportiva atraería a la jet set internacional y sería la única en la región del Caribe, estratégicamente ubicada entre los aeropuertos de Punta Cana y La Romana.

5.Carretera internacional Haití-RD.

Al tiempo que facilita el comercio internacional y viabiliza los proyectos de desarrollo contemplados por la iniciativa empresarial binacional, esta carretera fronteriza generaría recorridos turísticos tanto para nacionales como para extranjeros.

6.Vitrina de áreas protegidas seleccionadas.

Con financiamiento del BID, una docena de áreas protegidas serían puestas en valor para el turismo mediante el desarrollo de las facilidades y servicios necesarios (centro de visitantes, vallas de interpretación, senderos, accesos a atractivos, etc.).

7.Palacio de la Bachata y el Merengue.

Cavada en las entrañas del Morro de Montecristi, se crearía una enorme bóveda donde los visitantes puedan bailar estos ritmos autóctonos como parte de una gira provincial que incluya los Siete Cayos, los manatíes y los manglares.

8.Ecopark en la Isla Catalina.

Respetando su actual estatus de área protegida en la categoría de “Monumento natural”, la isla se convertiría en la principal atracción turística de la región Este al incorporar un gigantesco acuario, un aviario espectacular, jardín botánico y orquidiario, museo submarino vivo, parque acuático, bosque y una estación para globos aerostáticos.

9.Plantas de desalinización en la costa Este.

Conjuntamente con el Estado, los propietarios de los grandes hoteles de Bávaro-Punta Cana se abocarían a instalar estas plantas con tecnología de punta a fin de conjurar el agotamiento del acuífero del Este, el cual está ya registrando un preocupante nivel de intrusión salina.

10.Estadio de béisbol de clase mundial.

Dada la importancia de los jugadores dominicanos en las Grandes Ligas del béisbol y la estrategia de mundialización que actualmente profesan sus directivos, un estadio de esta naturaleza permitiría atraer eventos de gran prestigio como serían los asociados a la Serie Mundial y la Serie del Caribe. Mejor aún sería un parque temático con el béisbol como tema.

11.Hotel flotante en el Banco de la Plata.

Ballena Jorobada 2011

Al ser la migración de ballenas jorobadas al Banco de la Plata la mayor del mundo, donde se dan cita más de 3.000 ejemplares cada año, este hotel permitiría contemplar el singular espectáculo de aparejamiento y nacimiento de los neonatos, lo cual sería un atractivo único en el planeta.

12.Rediseño turístico de la “Ciudad Primada de América”.

Como los turistas tienden a demandar “experiencias auténticas” en los países anfitriones, resaltar las figuras cumbres de nuestra historia –mediante estatuas gigantescas– en el Malecón y las inmediaciones del Faro a Colón provocaría un interés genuino en conocer nuestro pasado.

13.Monarquía constitucional.

Un buen amigo sugiere institucionalizar, mediante la modificación constitucional correspondiente, la monarquía parlamentaria a fin de tener un rey o reina, una familia real y toda la parafernalia protocolar y cultural que esto conlleva, haciéndose así único en el concierto de las naciones de América. Las ventajas del tal atractivo turístico son obvias.

14.Paseo de los lagos Enriquillo y Azuei.

Lago Enriquillo

Conjuntamente con los proyectos de la iniciativa empresarial binacional, se crearía esta atracción para permitir, con las esclusas necesarias, paseos en botes de un lago a otro (en vista de que la crecida de sus aguas los ha colocado a solo cuatro kilómetros uno del otro).

15.P2P/Airbnb Lifestyle with a Local Twist.

Siguiendo una estrategia de hospitalidad que valora como fuente de negocio a las experiencias locales, el país propugnaría porque todas las plataformas de alquiler de segundas viviendas promocionarán también los servicios de las familias locales a los huéspedes, para lograr que por lo menos una comida a la semana sea suplida así.

16.Utopía de un pueblo turístico.

Como un desafío a la creatividad nacional, el MITUR escogerá a tres pequeños pueblos del interior del país (p. ej. Miches, Sánchez, Pimentel) para convertirlos en atracciones turísticas, que incluyan eventos, atractivos y facilidades que, aunque requieran baja inversión, podrían imantar a los turistas para hacer memorable su experiencia local.

17.CARIVEGAS.

Convendría que el país captara los inversionistas que pudiesen replicar en nuestro territorio las experiencias de Macao (China), al atraer los grandes casinos y los gigantes hoteles, mientras introduce a la vez componentes idóneos de parques tales como los de Universal Studio y Disney.

18.Paseo arbolado riberas del Ozama.

Además de grandes calzadas arboladas a ambos lados del río que permitan disfrutar su ambiente, el paseo también incluiría un tren elevado similar al de Ocean Park de Hong Kong y un bulevar para vehículos. Más adelante se incluiría también las facilidades para un paseo fluvial por el río Isabela, que conecte con el río Haina al norte.

Cuando en un futuro lejano se clave el escalpelo analítico en la historia de nuestra industria turística saltarán a la luz los sapos y sabandijas asociados al “sol y playa” y al “todo incluido”. Nos percataremos de que ellos permitieron alcanzar éxito durante las primeras décadas, pero pronto la competencia intentó opacarlo con una oferta similar. Ojalá y la autopsia al ego turístico de entonces revele también que el país encontró en las “experiencias locales” su tabla de salvación aplicando las ideas aquí presentadas y no en “el bulevar de los sueños rotos”. Después de todo, Jorge Luis Borges dijo, en algún lugar de sus “Siete noches”, que “todo es tan raro que aun eso es posible”.

Juan LladoPor Juan Lladó
Periodista / Consultor turístico
j.llado@claro.net.do