Inicio Salud Heart Care Dominicana y Corazones Unidos operan pacientes de escasos recursos

Heart Care Dominicana y Corazones Unidos operan pacientes de escasos recursos

Compartir
[ Publicidad ]popular

Las Fundaciones Heart Care Dominicana  y Corazones Unidos en colaboración con CardioStart International, beneficiaron 15 pacientes de escasos recursos con procedimientos correctivos, tanto quirúrgicos como hemodinámicos.

Estos procedimientos están siendo realizados en el marco de la jornada cardiovascular quirúrgica, organizada por ambas instituciones en la Clínica Corazones Unidos, del lunes 08 al viernes 16 de agosto, del presente año.

Los pacientes intervenidos, en edades comprendidas entre los 18 y 84 años de edad, provenientes de Puerto Plata, San Francisco de Macorís, Barahona, Nagua, San Cristóbal, La Romana, Miches y Santo Domingo, fueron previamente identificados y depurados socioeconómicamente por el equipo médico de Fundacion Heart Care , a través de las diversas Ruta de la Salud y misiones de ecocardiogramas realizadas en el 2016 y a principios del 2017.

Los mismos fueron diagnosticados con afecciones cardiovasculares que requerían correcciones. Los pacientes permanecerán ingresados luego de sus  cirugías por un periodo de 4 días, siendo monitoreados hasta que reúnan las condiciones para regresar a sus casas.

El equipo médico participante estuvo integrado por el Dr.Mario Brizzio de CardioStart Foundation, los Dres. Pedro Ureña, Ramón Almanzar, Fausto Santos,  Ihara Fernández, Ingrid Valdez de Heart Care Dominicana, los Dres. Danilo Acosta y Ney Novas por Corazones Unidos.

El Dr. Pedro Ureña, presidente de Heart Care Dominicana comento: “Esta es una de las mayores jornadas que hemos realizado.  Iniciamos el domingo con un entrenamiento de 8 horas para todo el personal médico y de enfermería.  Durante la semana hemos estado operando 2 casos por día para un total de 10 cirugías cardiovasculares y entre hoy jueves y mañana colocaremos 5 defibriladores.

El estado previo a los procedimientos les impedía a estos pacientes la realización de tareas cotidianas, pudiendo ahora y posterior a sus correcciones, seguir adelante en su desempeño laboral y personal.

Heart Care Dominicana y Corazones Unidos se han unido con la misión de aminorar la gran necesidad de cuidados cardiovasculares en la población dominicana de escasos recursos. De su parte, CardioStart Internacional desde 1987 cuenta con una red de voluntarios dedicados a la lucha contra el avance de las enfermedades cardiovasculares.

La Jornada Quirúrgica fue patrocinada por St Jude con la donaciones de las Bioprótesis valvular aórtica – Trifecta™; Medtronic con la donación de The Mosaic™ Bioprosthesis y los defibriladores automáticos implantables ; Medicina Cardiovascular Asociada, con los estudios e imágenes que requirieron los pacientes así como la preparación de los mismos para la cirugía; Movimed con el transporte de todos los pacientes en sus ambulancias.

Más sobre Reemplazo valvular: Cuando las válvulas cardíacas se enferman gravemente la cirugía es la mejor solución por la que se puede optar. Puede repararse la válvula dañada, o reemplazarla por una prótesis biológica (de tejido natural) o por una mecánica (de carbón pirolítico) que cumplirá sus mismas funciones.

Elegir una alternativa quirúrgica depende del tipo de válvula dañada y de la gravedad del daño; la elección del modelo valvular dependerá de diversos factores relacionados con la edad, patologías asociadas, entre otros.

La válvula mitral es la que se “repara” con mayor frecuencia, aunque la aórtica y la tricúspide en ocasiones también son sometidas a alguno de los procedimientos de reparación.

Desfibriladores (implantables): Un desfibrilador automático implantable (DAI) es un ordenador diminuto con una batería que está contenido en una pequeña carcasa metálica de titanio con un tamaño parecido al de un reloj de bolsillo.

Pesa aproximadamente 70 gramos.  El DAI se implanta bajo la piel, normalmente en el lado izquierdo o derecho del tórax, debajo de la clavícula. Además del dispositivo, se implantan unos finos y aislados cables con el propósito de conducir las señales de información del corazón al dispositivo y, cuando sea necesario, conducir los impulsos eléctricos al corazón.

El tercer componente del sistema del dispositivo implantable es un programador, un ordenador externo que se encuentra en la consulta del médico o en el centro médico y que se usa para programar el marcapasos y obtener del dispositivo los datos que ayudarán al médico en el tratamiento.  Este dispositivo tiene un costo aproximado de unos US$25,000.00