Inicio Salud Levantar pesas: Entrenar más allá de la apariencia física

Levantar pesas: Entrenar más allá de la apariencia física

Compartir
[ Publicidad ]popular

¿Entrenar con pesas endurece la grasa? ¿Si se hace mucho entrenamiento con pesas se desarrollan músculos de hombre? ¿Las pesas son solo para atletas? Estas son preguntas que suelen hacerse quienes no llevan una vida activa dentro de un gimnasio, pero la realidad es que los ejercicios anaeróbicos proporcionan grandes ventajas.

Estos entrenamientos consisten en realizar actividades de alta intensidad como el levantamiento de pesas, carreras cortas a gran velocidad o cualquier ejercicio que precise mucho esfuerzo durante poco tiempo. El objetivo general es fortalecer el sistema músculo-esquelético como una manera de adquirir potencia y masa muscular. No quiere decir que estos beneficios se vean solo en los músculos y su tamaño. Un circuito de ejercicios anaeróbicos bien organizado puede disminuir los niveles de cortisol, la hormona asociada al estrés, además de disminuir el riesgo de enfermedades del corazón y algunos tipos de cáncer.

Si se va a comparar un entrenamiento de fuerza con actividades como caminar o correr, es necesario destacar que levantar pesas ofrece más beneficios para los huesos, pues reduce el riesgo de osteoporosis, además de aportar más energía para llevar a cabo actividades diarias. “Estos aspectos son importantes para personas de todas las edades, en especial para los mayores que buscan formas de mantener su independencia”, resaltó una investigación liderada por Jason Bennie, del Instituto del Deporte, Ejercicio y Vida Activa de la Universidad de Victoria, en Australia.

Una razón por la que muchas personas deciden no ejercitarse con pesas, sobre todo las mujeres, es porque creen que desarrollan un gran volumen de músculos. Pero existen factores hormonales y naturales que evitan ese crecimiento exagerado. La realidad es que hormonalmente las mujeres tienen menor predisposición al desarrollo muscular por una disminución en la producción de testosterona en relación con los hombres. Por lo tanto, es difícil que se excedan en músculos, a menos que así lo deseen.

Otra razón por la que se rompe este mito es que en la mayoría de los casos las mujeres no ingieren las calorías suficientes para promover el aporte de energía que enfatice la creación de nuevo tejido muscular. El aumento de masa muscular, lejos de hacer parecer masculinas a las mujeres, les produce el efecto de “tonificación” que muchas desean, cuerpos definidos con un estilo similar al concepto de “bikini fitness”.

Los límites están en la mente, la imagen que vemos en el espejo es el resultado del esfuerzo y la dedicación de cada día. Ese reflejo de cada uno debe satisfacer solo a uno mismo, pues al final dentro del mundo del fitness lo esencial es sentirse bien y estar feliz.

Pesas vs. cardio:  evitando excesos
Como todo en la vida, las acciones fuera de los márgenes son incorrectas y hay que evitar los excesos en los entrenamientos, tanto de pesas como de cardiovasculares. Al abusar del cardio lo único que se conseguirá es eliminar gran parte de la masa muscular que se necesita para lucir un cuerpo tonificado.

Además, a mayor masa muscular más rápido será el metabolismo, de modo que el cuerpo solicitará más energía y por consecuencia es más fácil la pérdida de masa grasa. Lo ideal es crear un equilibrio entre los entrenamientos, y se aconseja primero hacer el levantamiento de pesas y después alguna actividad cardiovascular. Así se optimiza el uso de la glucosa como fuente principal de energía.

Al realizar entrenamientos con pesas, se recomienda buscar asesoramiento y no abusar de las repeticiones, para evitar posibles lesiones. Lo fundamental es llevar cualquier actividad deportiva más allá de la apariencia física. La satisfacción del deber cumplido y de la meta lograda son los estímulos que deben movernos cada día a luchar por el objetivo de cuidar y mantener un cuerpo y una mente activos.

 

Isanna Sánchez
Marketing communication
Strategist & fitness activist