bohionewslogo-small

bohionewslogo-small

Lilian Reyes, directora de la Oficina de Promoción Turística (OPT) en Puerto Rico, aprendió importantes valores desde muy pequeña. De su padre, productor de cacao y arroz, heredó la disciplina, el amor al trabajo y la fortaleza de luchar por lo que se quiere; de su madre aprendió la honestidad, la sensibilidad de ayudar al más débil, la humildad y sobre todo el amor a la familia. Nació en el municipio de Castillo, provincia Duarte, y es la segunda de siete hermanos.

Sus primeros pasos en la industria turística datan de 1992 en Miami, donde trabajaba en una agencia de viajes. De ahí pasó al aeropuerto internacional de esa ciudad, donde se desempeñó como supervisora de vuelos para diferentes aerolíneas. Luego incursionó en la industria de cruceros con Discovery Cruise Lines como relacionista público para los hoteles de South Beach. Más tarde actuó como contratante de hoteles de lujo para el turoperador Leading Companies International.

En 1998, cuando el Lic. Félix Jiménez era el titular de Turismo, formó parte de la OPT de Miami, en funciones de secretaria. De 1998 a 2008 desempeñó diferentes posiciones, entre ellas asistente de la División de Norteamérica (2000-2004) y hasta 2008 como asistente de la OPT de Miami. “Por razones ajenas a mi voluntad salgo del MITUR y voy a trabajar al Consulado dominicano en Miami. Por la naturaleza del trabajo y la experiencia adquirida en el ministerio, siempre anhelé regresar a casa. Y en enero de 2014 el ministro Lic. Francisco Javier García me dio la oportunidad, en este caso como directora de la OPT de Puerto Rico”, nos relata Lilian.

El viajero boricua

“Dadas las opciones para diferentes presupuestos y gustos, los variados atractivos en cada polo y el calor humano que el dominicano ofrece al turista, somos los preferidos al momento del puertorriqueño seleccionar sus vacaciones. Existe un nicho con un gran potencial de crecimiento que es el de personas de la tercera edad (los llamados “Baby boomers”), con poder adquisitivo y tiempo para viajar en cualquier momento. Para ellos se requiere desarrollar atracciones propias para sus intereses y habilidades físicas”, sugiere Lilian.

El viajero puertorriqueño busca una experiencia completa que no se limite a sol, playa o resorts. Suelen ser turistas muy activos que gustan salir de sus hoteles y buscan excursiones, gastronomía, música, vida nocturna, compras e interactuar con los dominicanos. Las estadías de 7-10 días son cada vez más frecuentes y en ellas combinan más de un polo turístico. “Tenemos incluso muchos grupos que viajan por el ferry y transportan sus vehículos para recorrer de manera independiente todo el país”, añade la directora de la OPT.

lillian2

La cercanía geográfica, las similitudes culturales y los vínculos históricos y económicos hacen de Puerto Rico un mercado natural y único para el turismo en República Dominicana. Puerto Rico es el único país con acceso diario por vía área (y marítima) a las principales ciudades de nuestro territorio. Es un mercado único, señala Lilian, y puntualiza que esa cercanía permite que los puertorriqueños tomen la decisión de visitarnos de un día para otro. “Si bien es cierto que por muchos años la tendencia eran los viajes cortos de tres a cinco días en fines de semana largos, hemos notado un cambio en ese patrón y cada vez más personas disfrutan de vacaciones de 7-10 días. Esto tiene mucho que ver con la manera en que hemos mercadeado el destino, como el lugar donde encuentras todo en tus vacaciones. También es fruto del trabajo que hacemos con los turoperadores para promover la creación de paquetes vacacionales que combinen más de un polo turístico y presentar una oferta más completa y variada”.

Crecimiento continuo

Según Lilian, en los últimos tres años el mercado de Puerto Rico ha mantenido un crecimiento incesante con un ritmo promedio anual de 10%. “Continuamos trabajando el segmento del viajero independiente que sale a vacacionar en verano junto a su familia y/o amigos, y de la misma manera trabajamos en el desarrollo de nichos o segmentos especializados como golf, bodas, luna de miel, viajes corporativos, convenciones e incentivos. En los últimos dos años también hemos comenzado a hacer énfasis en el segmento de moda, además del de aventuras y ecoturismo”.

En los últimos tres años la OPT de Puerto Rico ha estado trabajando en la promoción de Puerto Plata como un completo destino que ha renacido. Además de los vuelos comerciales a las ciudades de Santo Domingo, La Romana, Punta Cana y Santiago, se logró que varios turoperadores se interesaran en el crecimiento que está teniendo la región de Puerto Plata, y por segundo año consecutivo han estado realizando vuelos chárteres a esa ciudad desde San Juan. “Confiamos que al cierre de 2016 el mercado emisor de Puerto Rico mantenga el ritmo de crecimiento del primer semestre y continúe afianzando su posición como uno de los principales productores de turistas para el país. Esperamos terminar el año con un crecimiento por encima del promedio de 10% que hemos experimentado en los pasados años”, señala Lilian.

lillian3

LUGARES FAVORITOS DE LILIAN EN RD

Para Lilian Reyes no es difícil vender el destino RD, pues sus atractivos turísticos y lugares paradisíacos de nuestro país hablan por sí solos. “En lo personal disfruto los atractivos que cada polo ofrece por su variada oferta. En Puerto Plata, mundialmente conocida como “Costa de Ámbar”, disfruto su cultura, historia, sus playas de arena dorada, caminar por la ciudad y entrar en contacto con su población. En Punta Cana me atrae la modernidad de la infraestructura en la amplia gama de hoteles, sus playas de arena blanca y las diversas opciones de entretenimiento nocturno. De Santo Domingo disfruto la riqueza cultural que la envuelve, al ser la cuna de la civilización del Nuevo Mundo con todas sus primacías, sus grandes y modernos centros comerciales, hoteles, gastronomía, así como ese aire de ciudad moderna. La tranquilidad y el clima fresco de Jarabacoa y Constanza me fascinan. Allí la vida transcurre de manera relajada, rodeada de naturaleza y con una rica autenticidad dominicana. Me encanta la zona sur con sus atractivos naturales en desarrollo, una zona en la que todavía podemos deleitarnos con lugares poco explorados, impresionantes. Y Samaná, una península de hermosas playas, golf, ecoturismo y aventura. Son lugares que sin duda recomiendo a amigos y potenciales viajeros, pues República Dominicana en verdad ¡lo tiene todo!”.