bohionewslogo-small

bohionewslogo-small

Milka Hernández, directora del Departamento de Promoción Turística Nacional del Ministerio de Turismo (MITUR), siempre tuvo nexos estrechos con la industria sin chimenea. Poco tiempo después de ella venir al mundo, su padre empezó a trabajar en el hotel Santo Domingo, mientras que su padrino, otro de sus referentes de cariño y admiración, lo hizo en el hotel Hispaniola. Como si fuera poco, su madre es natural de Puerto Plata, así que varios de sus parientes trabajaban en hotelería en la “Novia del Atlántico”.

Pero el factor que determinó su pasión por el sector está relacionado con una tragedia que marcaría su vida. “Al año siguiente del ciclón David haberse llevado de raíz la casa en donde vivíamos, y nosotros una familia de bajos ingresos haberlo perdido prácticamente todo, incluso mis juguetes, el hotel Santo Domingo hizo una fiesta el “Día de Reyes”, en Casa de Campo, para los hijos de sus empleados. Allí estaba yo, turista por un día, contemplando una gran cantidad de juguetes alrededor de una de las piscinas, y escuché en un momento a una voz angelical decir que cada niño podía elegir el juguete de su preferencia. Yo escogí una muñeca que hablaba y cantaba. Ese pequeño gesto para alguien que había perdido casi todo lo material tras el paso del huracán, me marcó. Desde entonces vinculé el turismo con una industria en la que se tenía el poder de hacer feliz a los demás”, cuenta Milka con la emoción a flor de piel.

milka3Una apuesta al turismo interno

Los esfuerzos del departamento que dirige van encaminados a dar a conocer los atractivos turísticos, las actividades y experiencias que han hecho de República Dominicana el destino líder en el Caribe. En esa labor es clave la integración de varios actores como asociaciones, clústeres, instituciones educativas, prensa especializada, así como otras organizaciones regionales o comunitarias que puedan aportan su grano de arena en la promoción de la oferta turística nacional.

Las iniciativas son variadas, asegura Milka, ya que el público aspira a la personalización tanto en la oferta como en el mensaje. “Ideamos campañas publicitarias para dar a conocer nuevos puntos turísticos de la geografía nacional. Las seis versiones exhiben algo más que playas y montañas, y en cada una de ellas se identifica la hospitalidad y contagiosa alegría del dominicano. Los medios de comunicación se encargan de hacerse eco”, señala.

Los “Puntos de información”, refiere la directora del departamento, se retomaron bajo el concepto de un nuevo modelo de gestión implementado en coordinación con el Componente III del proyecto BID-Mitur de Fomento al Turismo de la Ciudad Colonial y que ha pasado de tener una unidad en 2014 que atendió a 5.519 visitantes durante ese año, a crecer hasta cuatro unidades que en el período enero-agosto de 2016 atendieron a 21.363 visitantes. Otra de las iniciativas, tiene que ver la presencia en ferias nacionales. “Desde la apertura de nuestra Dirección el 1 de octubre de 2014 a la fecha, hemos participado en más de un centenar de ferias, tanto turísticas como multisectoriales”.

Conjuntamente con destinos, clústeres turísticos, la clase educativa y organizaciones regionales se llevan a cabo actividades como “Mi tierra por dentro”, primera feria turística educativa del país que desde 2015 ha tenido tres versiones en nivel medio y superior. “De lo nuestro”, primera exposición de turismo interno, se ha realizado en dos ocasiones con un enfoque en clubes de empleados y ha sido adoptada por el Club de Empleados del Banco Central. La “Máster Class de gastronomía regional dominicana” es una actividad experiencial de la mano de la renombrada chef Esperanza Lithgow en la que durante tres días los comunicadores se adentran en el fascinante mundo de la cocina.

Una forma diferente de llegar a los estudiantes es la iniciativa “Descubre y comparte”, que consiste en mostrar a los profesores de historia los principales monumentos de la Ciudad Colonial, de forma tal que no solo formen a partir del conocimiento que ellos han adquirido en libros, sino de haber estado en los lugares más emblemáticos de la ciudad.

Según Milka, la integración de la prensa especializada en la promoción de las diferentes provincias es fundamental, ya que los viajes transforman de manera positiva la visión del comunicador sobre los lugares visitados, y trae como resultado un nuevo estilo de prensa turística en el que cada periodista escribe o habla de lo que ha vivido, con lo cual pasa a convertirse en influenciador y cómplice de la #PasionPorRD que enarbola el MITUR.

Desarrollo exponencial

Milka considera que hay una realidad innegable: un antes y un después de esa maquinaria que constituye el comprometido equipo del Departamento de Promoción Turística Nacional. “Es un equipo que sigue las pautas de un gran referente profesional como nuestro ministro de Turismo, Francisco Javier García, una inigualable guía como nuestra asesora de Marketing, Magaly Toribio, y el apoyo y la complicidad del sector privado, así como más de un centenar de apasionados comunicadores de República Dominicana. Estos dos años confirmamos aquello de que ‘juntos somos, solos no somos’, y que es mejor ir como dice siempre don Frank Rainieri: ‘Sin prisa pero sin pausa’”, expresa la entusiasta directora.

El alto potencial turístico de República Dominicana habla por sí solo. El país cuenta con más de 124 unidades de conservación a través del sistema de áreas protegidas, 31 provincias y un Distrito Nacional. Cada zona ofrece una gran variedad de opciones de ocio vinculadas con sus atributos naturales, turísticos, histórico-culturales, folclóricos, gastronómicos, de aventura, entre otros. “Los destinos del interior, tal y como señaló en su intervención el presidente Danilo Medina en febrero pasado, son una prioridad para que en ellos impacte de manera positiva esa sustancial derrama económica que genera el turismo interno, y entran también en nuestro esquema de prioridad aquellas provincias que como Samaná y Puerto Plata han sido rectificadas en las prioridades de fomento y promoción turística de nuestra institución, a las que les siguen los destinos ya consolidados en el gusto del mercado local”, nos puntualizó.

Entre 2004 y 2011 Milka Hernández se desempeñó como asistente de dirección para la OPT de España y Portugal, y entre sus funciones estaba coordinar la participación de la delegación dominicana en las ferias y eventos de promoción turística que se celebraban en esos territorios. También realizaba periódicamente “Sales Blitz” en agencias de viajes de las principales ciudades de la península Ibérica, por lo que no es de extrañar el amplio conocimiento de esos mercados.

Le preguntamos qué industria turística le ha impactado más en cuanto al turismo interno y de cuál cree que debemos tomar ejemplo. Su respuesta no se hizo esperar: “Los modelos de turismo interno de España, Brasil, México, Perú y Argentina son envidiables. En el caso de España, creo que es el que más puede adaptarse a la situación dominicana actual, un modelo de gestión exitoso, que integra a toda la cadena de valor, empodera a sus ciudadanos, y que en 2015 creció por encima del 5%”.

A Milka le es imposible decidirse por su lugar favorito de la geografía nacional. “Mi lugar favorito es aquel en donde estoy en el momento. Disfruto con pasión la naturaleza de este país, sus microclimas, su oferta gastronómica, folclórica, cultural, los deportes de aventura que aquí se pueden practicar y en especial la gente que vas encontrando en cada rincón. ¡Amo República Dominicana por completo!”

milka2