bohionewslogo-small

bohionewslogo-small

Llega el verano y con ello las vacaciones escolares, los padres nos preguntamos una y otra véz, qué hacer con esos “locos bajitos” como les llama en su canción Joan Manuel Serrat.  ¿Cómo viajar? ¿Qué llevar? ¿Hacia dónde viajar? ¿Cómo crear momentos memorables con ellos?  Todas esas dudas y más pasan por nuestra cabeza.  Y es que tratándose de niños, cada detalle que cuidamos aporta sosiego al alma de quienes recibimos la dicha de ser padres sin un manual a cuestas.

¿Cómo viajar con niños? 

El medio es vital a la hora de organizar una escapada con tus hijos, pues de él dependerán muchas situaciones.  En caso de quienes realizan turismo interno lo recomendable es vehículo propio.  En caso de ser muchos en casa pueden optar por rentar un vehículo con conductor, esto garantiza un viaje más placentero en el que podemos atender a las necesidades de los nuestros, a la vez que apreciamos el paisaje. 

Si por el contrario, tu medio de transporte es el autobús público ya sea una “voladora” o “autobús de línea” no dejes de reservar (comprar) un asiento para tu hijo, es importante que vayan cómodos.  Al ubicarte procura hacerlo próximo a los baño, si lo tiene) y en caso contrario entre la 3ra. Y 5ta. Fila, suelen ser lugares seguros pero a la vez prácticos para las veces que tengan que bajarse.

En caso de viajes en avión, se recomienda avisar con anterioridad a la línea aérea si necesita cuna (en caso de niños menores de 2 años), si su hijo tiene algún tipo de alimentación especial (alérgico al gluten, lactosa, etc).  Siempre es bueno a la hora de reconfirmar el viaje rectificar esos detalles.

Sea cual sea el medio utilizado, es preciso un kit de habitáculo como le llamamos a esos básicos que harán del trayecto una aventura especial.  Toalla, manta, almohada, juguetes, funda plástica, alimentos y bebidas, son algunas de nuestras sugerencias.

¿Qué llevar cuando salimos de vacaciones con nuestros hijos?

Ya hemos visto los básicos para el trayecto, pero una vez en destino el éxito del viaje radicará en gran medida del equipaje que elegimos.

Cada niño debe tener su bulto o maleta con sus piezas básicas de vestir, medicamentos (habituales y de medicina preventiva), artículos de aseo, libros, juguetes, juegos de mesa y más juguetes.  Recuerden que una vez salen de sus casas, cualquier elemento básico que dejemos habrá que comprarlo y hay lugares en donde ya sea por cuestiones de precios o existencia, esto puede convertirse en un tremendo dolor de cabeza.

El vestuario: Dependiendo la edad del niño, una selección de 3-5 cambios de ropa diarias, entre las que se debe encontrar al menos un bañador por día, una ropa de abrigo para la noche (camisa manga larga, pantalón largo, e incluso un jersey). 

Medicamentos: Los antipiréticos, antialérgicos, antidiarreicos, bicarbonato, el yodo, curitas, mentol, crema para pañales (en caso de infantes usuarios de pañales), crema para picaduras de insectos, acetominofen o aspirina niños, filtro solar, crema after sun, repelente (la vainilla o el aceite de Citronella son nuestros favoritos), entre otros que dependerán de si tus hijos tienen o no alguna patología como el asma, en esos casos consulta con su pediatra cuáles medicamentos sugiere que lleves en adicional.

Juegos:  Muchos y variados y lo menos tecnológico posibles.  Reactiva en tus hijos la necesidad de experimientar, de vivir en un mundo mágico en el que él y su imaginación sean los protagonistas.

¿Hacia dónde viajar con niños?

El destino es lo de menos si el trayecto se hace ameno!  Eso decimos a diario a casa en donde viajamos con un pequeño torbellino.  No obstante, los destinos de interior se hacen los más apeticibles considerando que de lunes a viernes debemos estar en ciudad mientras ellos siguen con el curso normal de sus vacaciones.  Si estás en República Dominicana, estas son nuestras sugerencias:

-        De lunes a viernes: Elige rutas cortas, la propia ciudad de Santo Domingo se despliega cual abanico de interesantes oportunidades para conocer su gastronomía, cultura y medio ambiente.  Entre nuestras sugerencias para este verano están:

  • Tarde de experiencia chocolatera.  Llévales al Choco Museo en Ciudad Colonial, allí podrán conocer todo el proceso de cultivo y manejo del Cacao hasta llevarle al término comestible.  Aprovecha sus ofertas de talleres para niños, en los que tus hijos aprenderán además a preparar sus propias barras de chocolate.
  • Paseos diversos:  Ya sea en Chu Chu tren, a carruaje tirado por caballos, bicicletas, trikked, el pasear por las calles de la Ciudad Colonial, te dan la oportunidad de crear recuerdos únicos para tus hijos.
  • Visita museos: El favorito en casa es el Trampolin, allí nuestros hijos suelen descubrir mejor su planeta, su entorno, y con visitas guiadas que les mantienen atentos y aportan grandes conocimientos.  Otro de esos museos memorables es el de Casa Reales, así como el Alcázar de Colón.  Hablarles de historia suele ser fascinantes y más en estos casos en los que pueden sentir ser parte de lo que les vas contando.
  • Contacto con la naturaleza:  Sin lugar a dudas lo que estos muchachos de hoy día necesitan es volver a la realidad, llévales al Mirador Norte, al Mirador Sur, a Ruinas de Engombe, al Jardín Botánico o al Zoológico, que disfruten sensaciones y tiempos de calidad a tu lado mientras valoran el maravillo medioambiente en el que nos ha tocado vivir.
  • Merienda fuera de casa: Las plazas comerciales de la ciudad capital te ofrecen múltiples opciones de meriendas, llévales contigo a hacer la compra y de paso les premias con un nutritivo ágape.
  • Tarde de cine: Desde el emocionante cine 4D  “Colonial Gate”, hasta los demás comerciales (aprovechando el día del espectador) una salida así los motiva y continúa ampliando su interés por compartir a tu lado.

-        De viernes a domingo: Llega el fin de semana y con ello la oportunidad de salir fuera de la ciudad, el recorrido puede ser de corta, media o larga distancia.

  • Corta distancia:  Visita al Fuerte Resolí en San Cristóbal, a Las Dunas y a las Salinas en Baní; a las plantaciones de Cacao en Yamasá con parada en la casa – taller Hermanos Guillén en Monte Plata; o simplemente llegar a San Pedro de Macorís para luego de mostrarles el primer cuartel de bomberos del país, pasar y comerse unos pasteles en hoja en donde Amable.   Bonao con sus nuevos ranchos el Guacamayo, el Soto y la entretenida opción de ir a pescar en El Anzuelo.  Las opciones de playas en Juan Dolio, Boca Chica, Palenque y Salinas refrescarían hasta el más dinámico de los niños.
  • Media distancia: Santiago de los Caballeros con el impresionante Jardín Botánico de Jánico; San José de las Matas con sus cuatro balnearios, entre ellos La Ventana el cual puedes disfrutar en conjunto con Campo Verde con hermosas villas para pernotación; Moca con sus ríos caudalosos, cascadas o esa historia de héroes que la enaltecen; El Seibo, con su montaña redonda, en donde además de columpiarte, puedes hacer parapente con tus hijos, acompañados de un piloto certificado; Bayahibe en donde tienes el Cumayasa Sky Adventure, con el exitante péndulo cósmico, los puentes colgantes, la casa del huracán, zipline y los super divertidos buggies.
  • Larga distancia:  Los parques acuáticos de Punta Cana, el Memory Splash así como el Sirenis Aquagames.  Esto sin dejar de lado la experiencia Nickelodeon en donde tus hijos podrán disfrutar de un hotel temático, con sus personajes de dibujos animados favoritos  y el menú para niños más variado y balanceado de todo El Caribe.  En Punta Cana también cuentan con las aventuras que ofrecen en Bavaro Runnes, Bavaro Adventure Park, Dolphins Discovery,  Manatí Park, Adventure Punta Cana, o una tarde-noche para niños de esas que organiza especialmente Coco Bongo.  En el otro extremo de la isla te encuentras con Puerto Plata, su Ocean World en donde tus hijos podrán interactuar con delfines, pájaros, entre otros animales, y en donde además puedes llevarles a la Loma Isabel de Torres en Teleférico, pasear por su malecón en Trikked e incluso disfrutar de la interesante visita guiada del Museo Gregorio Luperón.

Más de 48 mil kilómetros dan para un verano de actividades sin límites, y máximo si lo haces en un país que lo tiene todo como lo es República Dominicana.

No olvides en cada visita, en cada paseo, crear experiencias emblemáticas, de esas que tus hijos nunca olvidarán y que aspirarán que sus prole también las vivan.  Antes del viaje informales para dónde van, muéstrales videos de hacia dónde van, hazles partícipe de organizar el viaje y ya en destino confírmales por qué Dios les eligió como los mejores padres para ellos.

 

Por Milka Hernández
Experta en Marketing Turístico