bohionewslogo-small

bohionewslogo-small

Derechos del ciudadano

cc16

SEGUNDA PARTE: EDUCACIÓN CÍVICA

7.—Derechos del ciudadano

Están consignados en todas las constituciones democráticas.

Cuando una persona, sea hombre o mujer, ha llegado a los dieciocho años, que es la mayoría de edad consignada en la mayoría de las constituciones de los países de América para poder ejercerlos, o cuando sin haber cumplido esa edad, es o ha sido casada, se le reconoce:

  • Libertad de elegir a quiénes le plazca, sin insinuación ni coacción de ninguna clase, para el desempeño de las funciones de Presidente de la República (o Administrador del Estado), miembros de las cámaras legislativas y miembros de los tribunales de Justicia, cuya elección sea por voto universal directo. Y también poder ser elegido para tales cargos.
  • Libertad de reunión, movimiento y traslación, no pudiendo ponérsele impedimentos para ausentarse del país cuando le plazca, a menos que tenga alguna cuestión pendiente con los tribunales de Justicia.
  • Libertad de conciencia y de cultos, pudiendo profesar las creencias religiosas que sean de su agrado.
  • Libertad de palabra hablada y escrita, con derecho de protestar, sin ofender, contra todo hecho o acción que sea contrario a los derechos de los ciudadanos.
  • Derecho de poder defenderse en la tribuna, en la prensa y en la radio contra toda acusación que se le haga.
  • Derecho de reclamar su libertad cuando es puesto en prisión, si a las 48 horas no ha sido sometido a los tribunales de Justicia. Este es el derecho llamado de Hábeas Corpus.
  • Derecho a ser tratado en las prisiones como un ser humano; sin ser maltratado ni de palabras ni de hechos. A este respecto dice Ossorio y Gallardo: "Cualquier tortura a un detenido es innecesaria, inútil y condenable y tiene los caracteres de una cruel infamia. Como castigo es una usurpación de las atribuciones de los tribunales; y como placer vengativo es la más repugnante de las acciones".
  • Derecho de que su correspondencia no sea violada, ni examinada por terceras personas.
  • Derecho de ejercer cualquier profesión, oficio o negocio, sin autorización previa, solo con poseer título que acredite su capacidad en cuanto a las profesiones, y haber pagado los derechos correspondientes establecidos por la Ley de Patentes, en cuanto a la instalación de talleres, fábricas y otros establecimientos para servir al público.

Los tratadistas sobre Derecho Constitucional moderno citan otros derechos inmanentes a los ciudadanos de toda comunidad civilizada. Esos otros derechos son una consecuencia lógica de los derechos fundamentales enumerados arriba y reconocidos en todas las constituciones democráticas. Esos derechos que pertenecen al individuo y que el Estado está en la obligación de reconocer y cumplir, son llamados Derechos Sociales, y son los siguientes:

  • El Derecho a una buena alimentación.
  • El Derecho a una casa o habitación confortable.
  • El Derecho a un trabajo permanente y bien remunerado.
  • El Derecho a la salud.
  • El Derecho a la cultura.

Solo cumpliendo todos estos derechos de una manera cabal y oportunamente, realiza un Estado la misión que le corresponde.

Deberes del ciudadano

cc14

SEGUNDA PARTE: EDUCACIÓN CÍVICA

6.—Deberes del ciudadano 

Son deberes ineludibles del ciudadano:

  • Dedicarse a un trabajo honrado para atender a sus necesidades y a las de aquellos que de él dependan.
  • Acatar y cumplir los preceptos de la Constitución y las Leyes del país donde viva.
  • Contribuir con su voto, de una manera consciente, a la elección de los mandatarios y autoridades para dirigir y administrar el gobierno de su país, eligiendo los mejores y más honrados, sin llevarse de pasiones políticas, ni personales; sin aceptar imposiciones, ni ofrecimiento, ni dádivas.
  • Contribuir con su aporte pecuniario al sostenimiento de las funciones públicas, para bien y provecho de todos.
  • Defender a su país cuando es agredido por otro, con miras de venganza o adquisición indebida de territorio.
  • Protestar contra todo hecho o acción que sea contrario a la justicia y a los derechos de los ciudadanos.

Cuando la autoridad atropella a un ciudadano, faltan a su deber todos los que no protestan contra el atropello. Decir: "Eso no es conmigo", es una forma de incapacidad moral para la vida; es la manera de revelar el sello de inutilidad que un hombre imprime a sus actos; es la actitud ridícula y cobarde del que acepta en el ultraje de otro su propio ultraje. Con el absurdo "Eso no es conmigo" en los labios para cada caso de injusticia de que se hace víctima a un ciudadano, se autoriza con nuestra indiferencia el engreimiento de los que se imponen a base de osadía.

Falta a su deber el ciudadano, cuando se asocia a otras personas para fomentar el desorden y realizar actos vandálicos, con el pretexto de hacerse justicia por sí mismos. En una sociedad organizada y civilizada, debemos tratar de crear un Cuerpo Judicial digno y honorable, que atienda las quejas de todos los ciudadanos y haga justicia, rápida y eficaz, en todos los casos, para que los ciudadanos puedan recurrir a ella con absoluta confianza de que serán atendidos.

Qué es ciudadanía y qué es ser ciudadano

cc14

SEGUNDA PARTE: EDUCACIÓN CÍVICA

5.—Qué es ciudadanía y qué es ser ciudadano

Ciudadanía es la calidad y el derecho del ciudadano. No debe confundirse con nacionalidad, que es la calidad de quienes forman parte de una nación o pertenecen a ella.

 Ciudadano es quien está en posesión de los derechos de ciudadanía, que goza por su edad o su estado civil de los derechos civiles y políticos. Es un miembro activo de un Estado, que puede tomar parte activa en sus funciones. O sea la relación entre el Estado y los individuos que lo componen.

 Es un vínculo político y por tal motivo al mismo tiempo un vínculo jurídico, que entraña deberes y derechos.

 No se es ciudadano hasta la edad en que se pueda ejercer el sufragio para elegir o ser elegido, y por lo tanto poder desempeñar cargos públicos. En la mayoría de los países se es ciudadano a los dieciocho años, o cuando sin haber cumplido esa edad la persona es o ha sido casada. En algunos otros países sus Constituciones establecen la mayoría de edad para ser ciudadano a los veinte o veintiún años.

Objetivos de la Educación Cívica

cc13

SEGUNDA PARTE: EDUCACIÓN CÍVICA

4. Objetivos de la Educación Cívica

Los objetivos principales de la educación cívica deben ser los siguientes:

1. Crear en la mente del educando, niños y adultos, un concepto claro de la conducta que deben seguir como ciudadanos conscientes, teniendo en cuenta su actuación presente y futura, y la felicidad suya y de sus conciudadanos.

2. Crear el concepto de Patria y deseos de servirla desinteresadamente, pero con miras más altas y más extensas que tiendan a la formación de un concepto de Ciudadano del Mundo, para la solidaridad y servicio del género humano, en un ambiente de paz con justicia y libertad.

3. Formar ciudadanos con un concepto claro sobre la dignidad humana y sobre los principios de una Democracia auténtica, basada en la justicia social y en la libertad individual.

Qué es Civismo

cc12

SEGUNDA PARTE: EDUCACIÓN CÍVICA

2. Qué es Civismo

El Civismo es el arte de ser buen ciudadano. Civismo y patriotismo no son afectos que una persona siente por su pueblo o por su patria. Son imposiciones morales que hay que conocer y cumplir ineludiblemente. Todos los ciudadanos de un país forman la opinión pública, que debe ser consciente de sus deberes y derechos. La cultura cívica y la cultura intelectual y moral forman la superioridad del ciudadano de todo país civilizado.

 Por lo tanto, el buen ciudadano tiene amor a la libertad, respeto a la ley dictada por legisladores libremente elegidos, conscientes de su alta misión y con compromisos sólo con su conciencia y con el bienestar y superación de su pueblo, y dedicación al trabajo honrado y dignificador, debiendo rendir culto a la justicia, a la verdad, a la dignidad y a la bondad, como normas primordiales de su vida.