Inicio Negocios Comienzan obras de reforma en calles coloniales

Comienzan obras de reforma en calles coloniales

Compartir
sc-pala-medina
[ Publicidad ]

El Presidente Danilo Medina dejó iniciados los trabajos del proyecto Reforma Integral de Calles Priorizadas en la Ciudad Colonial de Santo Domingo, obra que se ejecutará a un costo superior a los RD$145 millones y estará a cargo del Ministerio de Turismo.

El mandatario dio el “palazo” simbólico que marcó el comienzo de la construcción durante un acto en el que el alcalde Roberto Salcedo dio la bienvenida a los asistentes y Francisco Javier García, ministro de Turismo, pronunció las palabras centrales. La actividad, que fue bendecida por Nelson Clark, párroco de la Catedral Primada de América, se celebró en la plazoleta Padre Billini, del Distrito Nacional.

Junto a Medina también estuvieron, en la mesa de honor, el representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el país, Jorge Requena, y los ministros Gonzalo Castillo, de Obras Públicas; Gustavo Montalvo, de la Presidencia; José Antonio Rodríguez, de Cultura; José Ramón Peralta, Administrativo de la Presidencia, y Rubén Bichara, administrador de la Corporación de Empresas Estatales de Electricidad.

También Gedeón Santos, director del Instituto Dominicano de Telecomunicaciones; Alejandro Montás, director de la Corporación de Acueductos y Alcantarillados de Santo Domingo, y Freddy Ginebra, presidente del Clúster de Santo Domingo y quien ostentó la representación del sector privado.

La obra
La obra, que tiene el objetivo central de rescatar el espacio público y darle prioridad al peatón, forma parte de un total de 40 proyectos que lleva a cabo la Unidad Coordinadora del “Programa de Fomento al Turismo de la Ciudad Colonial”. Este programa opera dentro del marco del contrato de préstamo (2587/OC-DR) por US$29.7 millones, suscrito entre el Estado Dominicano y el BID.

El proyecto Reforma Integral de Calles Priorizadas consiste en mejorar las condiciones del espacio público en general de la Ciudad Colonial y muy especialmente en las calles a ser intervenidas, vías en las que se ampliarán las aceras y unificará su nivel con el pavimento, se acondicionará la circulación vehicular, se restringirá el estacionamiento, se crearán circuitos de movilidad y se promoverá el uso del espacio público por parte del peatón y el desarrollo de actividades turísticas-urbanas en el área.

Las obras comprenden el soterrado de redes de servicios de electricidad, de comunicación, de agua potable, de saneamiento y desagüe pluviales, así como la transformación visual y funcional de las superficies de circulación vehicular y peatonal por medio del pavimento, mobiliario urbano y arbolado.

Los trabajos se efectuarán por tramos consecutivos organizados de sur a norte. El primer tramo de intervención será el de las calles Isabel La Católica y Arzobispo Meriño, desde la Presidente Billini hasta la Arzobispo Portes. Una vez concluido este tramo se continuará con el subsiguiente al norte, hasta paulatinamente abarcar los restantes.

La labor es coordinada con diferentes entidades públicas y privadas nacionales e internacionales y conlleva un plan de desvió para garantizar los accesos al entorno de la zona intervenida a fin de que continúen funcionando las rutas de transporte público y turístico.

También se dispondrán pasillos seguros para la circulación peatonal en las zonas intervenidas y la Policía Turística tendrá a su cargo la seguridad en los acceso peatonales y los parqueos que se habilitarán a los fines de suplir los estacionamientos hoy localizados en las calles, que quedarán inhabilitados.

Beneficios
Los trabajos priorizan la intervención física en las áreas más sensibles y de mayor valor histórico y cultural, en las que se mejorará el espacio urbano y habrá una puesta en valor de los recursos turísticos y culturales.

Se producirá la recuperación integral de las calles citadas y las plazas circundantes y la mejora del sistema de drenaje, manejo de vegetación y paisajismo y renovación del mobiliario urbano. También señalización y organización vial, las que deberán aunarse posteriormente a un sistema integral de estacionamientos.

En cuanto a los recursos históricos, se adecuará la Fortaleza Ozama, se modernizarán el Museo de las Casas Reales y el Alcázar de Colón, se creará un centro de interpretación en el Museo de las Atarazanas Reales, se convertirá las Ruinas de San Francisco en un centro cultural y de eventos, se crearán rutas turísticas temáticas oficiales y se proveerá la zona de la señalización turística necesaria para garantizar una adecuada experiencia de turistas y ciudadanos.

El programa forma parte de las metas del presidente Medina, recogidas en el Decreto 29-13, que declara de alto interés nacional y social los trabajos para el fomento del turismo en la Ciudad Colonial de Santo Domingo, a los fines de lograr un modelo de gestión coordinada basada en calidad total que se sintetiza en el concepto de “Un kilómetro cuadrado de excelencia en República Dominicana”.

Este proyecto, planificado a cinco años, tiene el objetivo de contribuir con la sostenibilidad de la industria turística del país y elevar su competitividad en la región, y abrir nuevos nichos de mercado complementarios a los de “sol y playa” e impulsar un turismo basado en la riqueza e importancia del patrimonio histórico-cultural y la inclusión social.

También se busca incrementar el ingreso y los empleos generados por el Turismo en la Ciudad Colonial de Santo Domingo a través del desarrollo de productos turísticos de alto nivel.