Inicio Pulso Cruceristas Solidarios, una nueva categoría de viajes

Cruceristas Solidarios, una nueva categoría de viajes

Compartir
[ Publicidad ]

República Dominicana se convirtió en el primer destino de impacto de Fathom, línea perteneciente a Carnival Corporation. La iniciativa consiste en involucrar a los viajeros en proyectos centrados en el desarrollo económico, la educación y el medio ambiente. Durante los tres días en nuestro destino los cruceristas tienen la oportunidad de participar en los proyectos con los que se sientan más identificados y trabajar junto a los miembros de la comunidad y las organizaciones asociadas a Fathom. 

Según Gerónimo Chotín, director del Centro BioIDDI, perteneciente al Instituto Dominicano de Desarrollo Integral, el motivo de comenzar esta iniciativa en nuestro país se debe a la reciente apertura de la terminal de cruceros Amber Cove en Puerto Plata, “de ahí surgió la idea de implementar un proyecto de turismo solidario en un radio de 90 minutos desde el puerto”.

“La participación en los programas de solidaridad es parte de la oferta de excursiones de tierra a la que los cruceristas están expuestos vía internet desde antes de su viaje, y que también tienen a bordo vía los televisores y módulos de excursiones de tierra”, explica el ejecutivo y añade que involucrarse en este tipo de actividades es algo voluntario.

Actividades que impactan positivamente

Los viajeros participan en el ciclo completo de producción de cacao junto a las emprendedoras mujeres de Chocal, donde ayudan a mejorar la producción y contribuyen a que las ventas aumenten. En el primer viaje del Fathom con esta modalidad solidaria los cruceristas limpiaron más de 100 kg (200 libras) de cacao y envolvieron más de 6.000 barras
de chocolate.

Otro de los proyectos beneficiados es el emprendimiento de Papel Reciclado y Manualidades (Repapel). Con el apoyo práctico de los voluntarios esta cooperativa crece en todos los aspectos. El impacto logrado por el primer grupo de voluntarios fue de unas 600 hojas de papel producidas. Esta entidad proporciona un lugar estable y seguro para trabajar fuera del hogar, además de aumentar las oportunidades de ingresos.

La reforestación es uno de los proyectos más populares en los que se involucran los viajeros, quienes en el primer viaje sembraron más de 2.400 árboles, una iniciativa en la que se trabajó en conjunto con el Ministerio de Medio Ambiente. Se espera que para finales de año el impacto ascienda a 20.000 árboles plantados. Esto se traduce en un suelo más rico en nutrientes, reducción de la pérdida de suelo, mejora de la calidad del aire y el agua y aumento de la biodiversidad localizada.

Un tema tan sensible como el de la vivienda no es ajeno a los ideales de solidaridad de Fathom, cuyos entusiastas voluntarios colaboran en la construcción de pisos de cemento en casas de varias comunidades. Los resultados del primer grupo fueron loables, ya vertieron suelos de hormigón en los pisos de dos casas que beneficiaron a 20 personas. 

Los viajeros que participan en la elaboración de filtros de agua contribuyen a que más personas puedan tener acceso a agua potable. Los beneficiarios del programa experimentan una reducción significativa en los casos de enfermedades trasmitidas por el agua, lo cual se traduce en una disminución del absentismo laboral y en mejor asistencia escolar. Se espera que en cinco años más 10.000 viviendas estén equipadas con estos filtros. Los viajeros del primer viaje ayudaron en la elaboración de 50 filtros de agua que fueron distribuidos a 50 familias.

La participación de los voluntarios en clases de inglés (en tres formatos diferentes) no solo ayuda a mejorar el nivel de aprendizaje de estudiantes y miembros adultos de las comunidades, sino que permite un importante intercambio cultural y aumenta las oportunidades de empleo. De esta manera los estudiantes y los adultos se comprometen más en el aprendizaje. El primer grupo de cruceristas logró que 650 estudiantes y miembros de la comunidad se beneficiaran de clases de inglés con interacción directa con hablantes nativos. 

Una experiencia única 

La experiencia en Fathom es única. Este crucero, que combina el amor por los viajes y el deseo de contribuir a un mundo mejor, ofrece a los consumidores vivencias auténticas y significativas que enriquecen la vida del viajero y les permite trabajar junto a los locales y conocer de cerca las necesidades de las comunidades menos favorecidas de República Dominicana. Con esta iniciativa Fathom se convierte en la definición de una nueva categoría de viajes.