Inicio Cultura Contra el trabajo infantil

Contra el trabajo infantil

Compartir
[ Publicidad ]

La Fundación La Merced ha hecho suya una famosa frase del religioso brasileño Helder Cámara: Cuando uno sueña solo, es un sueño, una fantasía, una ilusión; pero cuando varios, muchos, soñamos juntos, es ya una esperanza, una hermosa utopía. Esas palabras se han traducido en la labor que realizan sus integrantes para prevenir y erradicar el trabajo infantil, la explotación doméstica y sexual comercial.

Para ello un equipo de voluntarios acompaña y capacita a niños y adolescentes del sector de Bienvenido y Las Caobas en Santo Domingo Oeste para que adquieran una educación integral a través de valores de la congregación Mercedaria, que les permitan contribuir al desarrollo de una sociedad libre, justa y solidaria.

La asociación sin fines de lucro promueve la inserción escolar, realiza seguimiento psicopedagógico, y se involucra en la evaluación, el diagnóstico y el seguimiento psicológico y familiar. Les brinda a los niños un espacio para el crecimiento personal en valores y reforzamiento escolar; además, contribuye a la capacitación integral de adolescentes para su participación comunitaria y liderazgo con tecnología de la información, inglés y educación sexual. También orienta y capacita laboralmente a jóvenes. Todo ello sin dejar de lado la realización de actividades recreativas.

abuso2

Según Jennifer Lantigua, coordinadora de Operaciones y Proyectos, en un principio los niños limpiabotas eran captados por el Padre Tomás a través de actividades recreativas y de alfabetización, en las cuales se les motivaba a abandonar las calles y a incorporarse a las escuelas, en caso de haber  desertado. “En la actualidad nos enfocamos en dar una respuesta integral y preventiva que nos ayude a erradicar el trabajo infantil en Santo Domingo Oeste–Herrera, dada la gran demanda de la comunidad de Bienvenido y de Hato Nuevo. De ahí la urgente necesidad de construir un Espacio de Recreación y de Aprendizaje (ERA) para cubrir la demanda real en esas localidades”, explica.

Lantigua añade que al ingresar a los programas de la Fundación, se evalúa a los niños para ser admitidos. Luego de obtener los resultados de un test proyectivo, se conversa con el niño, el padre, la madre y/o tutor responsable, y se les orienta en sesiones cortas para afrontar la situación en los casos de abuso sexual y trabajo infantil.

En caso de maltrato son referidos a la fiscalía correspondiente, a su vez con un médico legista, mientras se garantiza el seguimiento junto al familiar, con la terapia pertinente de acuerdo con el tipo de abuso sufrido y las necesidades específicas. “El tratamiento se diseña teniendo en consideración si se hará de forma individual, grupal, dirigido a la familia completa, o solo a la víctima, y el tiempo dependerá de la evolución. Se busca potencializar las habilidades de afrontamiento de estrés, reestructuración cognitiva y catarsis emocional, luego continuamos el seguimiento con intervalos de tiempo más largos con la finalidad de evaluar los aspectos favorables obtenidos”, apunta la coordinadora de Operaciones y Proyectos. De no tener familia o tutor, la Fundación orienta a la persona que se esté haciendo cargo del infante para que se dirija a las autoridades correspondientes, ya sea para buscar un hogar estable o para su designación formal como tutor.

Logros del período 2014-2015

No son pocos los logros de la Fundación La Merced durante el período 2014-2015: 36 niños ingresaron a los programas; 80 asistieron a las salas de tarea, utilizando la metodología adaptada de Espacios Para Crecer; 63 han sido evaluados psicológicamente; 144 recibieron asistencia médica; 80 lograron ingresar al programa Ángeles de la Cultura desarrollado por el Despacho de la Primera Dama, donde reciben talleres de música, danza, teatro, títeres y pintura; 144 recibieron uniformes y útiles escolares durante el período escolar; 60 participaron en el Campamento de Verano Padre Dubert en Jánico, Santiago; 36 adolescentes participaron en el Campamento de verano en Pinar Quemado, Jarabacoa; 144 participaron en distintas actividades recreativas: teatro, cine, parques y museos; 54 jóvenes recibieron cursos de informática, inglés y talleres en valores; 20 recibieron  capacitación técnica laboral en mecánica, refrigeración y soldadura; y 400 personas (niños, adolescentes y sus familiares) recibieron un almuerzo navideño (NAVIDAR).

abuso3

En cuanto a los aportes de la comunidad, La Merced realizó cinco operativos médicos en Las Caobas y  Bienvenido; inició un proyecto para eliminar la entrega de canastas familiares y empoderar a la comunidad a través de un colmado solidario en que se encargará de vender a bajo costo los productos; impartió charlas, talleres de salud y alimentación, dirigidos a padres, madres, tutores y para toda la comunidad; organizó la IV Caminata “Huellas de Ilusión” para la prevención y erradicación del trabajo infantil; realizó un estudio sociofamiliar de las comunidades con las que trabaja; y reparó tres casas.

¿Cómo ayudar?

La Fundación recibe ayuda de los apadrinamientos. Las donaciones ayudan a cubrir los costos de alimentación, vestimenta, medicina, educación, recreación y acompañamiento psicosocial y cualquier otro cuidado o necesidad requerida. De manera voluntaria se puede ofrecer acompañamiento, conocimientos y habilidades a través de la acción social en los distintos programas.

Programas

ERA , el Espacio para Recrearse y Aprender dirigido a niños de ocho a doce años de edad, consiste en brindar un espacio de capacitación, acompañamiento y recreación que sirva de puente a la educación formal. La campaña ERA 2015-2016 incluye la ampliación del programa para la construcción de un parque infantil, dispensario médico, salón multiusos, aulas de capacitación y varias facilidades  más en el paraje de Bienvenido, Manoguayabo, Santo Domingo Oeste.

abuso4

El programa EMPODERAD@S está dirigido a adolescentes de 13 a 17 años y busca empoderar, brindar orientación vocacional, capacitación técnica y acompañamiento. El de “Pasantías” se enfoca en jóvenes en edad productiva, brinda orientación y coordinación con empresas para gestionar capacitaciones técnicas, pasantías y promoción de la inserción laboral.

PARA DONACIONES

Banco Popular Dominicano. Cuenta número 765523683
Fundación La Merced • Av. Las Palmas, Manz. 20 #7, Herrera,
Santo Domingo Oeste, RD
809-620-9907 • 829-279-4402
info@fundacionlamerced.org
www.fundacionlamerced.org.do