Inicio Pulso Embajada dominicana en Uruguay festeja fechas patrias

Embajada dominicana en Uruguay festeja fechas patrias

Compartir
[ Publicidad ]


El cuerpo diplomático de República Dominicana acreditado en Uruguay, encabezado por el embajador Luis Arias Núñez, celebró el 175 aniversario de la Independencia Nacional con varias actividades en Montevideo los días 27 y 28 de febrero.

La primera de ellas fue la colocación de una ofrenda floral ante el busto del patricio Juan Pablo Duarte, situado en la plaza que lleva su nombre en la Rambla República Argentina. En el acto, que tuvo lugar el miércoles 27 de febrero, la banda de música de la Armada Nacional Uruguaya entonó los himnos nacionales de ambas naciones.

Según una nota emitida por la misión diplomática, estuvieron presentes los embajadores de Argentina, Alemania, Bolivia, Costa Rica, Corea del Sur, China, Japón, Ecuador, Estados Unidos, Perú, Reino Unido, El Salvador, Guatemala y Qatar, representantes de Brasil, Chile e Italia, y de organismos internacionales con sede permanente en Uruguay, como la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) y la Organización de Estados Americanos (OEA). También asistieron dominicanos residentes en este país suramericano.

En horas de la tarde el embajador Arias presidió una actividad en el Museo de las Migraciones (MUMI) que incluyó la conferencia “Trascendencia de un episodio único en la historia de América” –dictada por el ministro consejero Rafael Pineda–, un brindis de vinos uruguayos y una degustación de dulces típicos dominicanos a cargo de la agrupación de familias domínico-uruguayas Hermanas Mirabal.

[ Publicidad ]

Carnaval, música y sabores criollos

El jueves 28 el embajador Arias, el ministro consejero Fausto de León –coordinador de la agenda de actividades– y miembros de la misión diplomática asistieron a la celebración de nuestro carnaval en una fiesta que tuvo por sede al Museo de Arte Precolombino e Indígena (MAPI) de Montevideo. La jornada incluyó talleres, visitas guiadas por la exposición “Los otros rostros: máscaras e identidades de República Dominicana” y comidas y bebidas típicas de nuestro país en MAPI Café.

El Dr. Arias estuvo acompañado, además de varios funcionarios de la misión diplomática, de la viceministra de Asuntos Consulares y Migratorios del MIREX, Marjorie Espinosa; y de la embajadora Kenia Ángeles Cáceres, asesora de Asuntos Migratorios de ese ministerio. Ambas funcionarias se encontraban en la capital uruguaya en visita oficial.

En sus palabras de bienvenida el director del MAPI, Facundo de Almeida, resaltó la importancia de dar a conocer al público uruguayo otros carnavales latinoamericanos. “Nos parecía que la mejor forma de celebrar era con una fiesta en la calle y de esta manera sumarnos a las festividades del carnaval en el Uruguay. Queremos que el MAPI sea un difusor de las culturas de América Latina, en este caso difundiendo el carnaval de República Dominicana”.

Posteriormente hizo uso de la palabra el alcalde del Municipio B de Montevideo, Carlos Varela Ubal, quien se refirió a los extranjeros residentes en Uruguay como “nuestros nuevos vecinos” y aclaró que “no son migrantes, somos todos ciudadanos del mundo. La globalización tiene cosas malas y buenas”. Entre las buenas destacó que “las fronteras son límites artificiales construidos en un momento pero que nosotros, ciudadanos del mundo, las vamos rompiendo”.

“Tenemos que seguir construyendo esa idea de que el mundo es uno solo. Nacimos en un lado o en el otro pero tenemos condiciones para vivir juntos como hermanos y hermanas. El MAPI y el MUMI son actores centrales en esa construcción de la idea de la interculturalidad como herramienta para poder procesar los cambios en los momentos actuales”, señaló Varela.

Para el alcalde ese nuevo vecino “no viene a Uruguay a quitar trabajo ni educación ni lugares en el sistema de salud, el nuevo vecino nos está incorporando conocimiento y cultura. Cuando entendamos eso vamos a ser indudablemente mucho más de lo que somos para un país tan chico que necesita de mucha gente y tiene capacidad y corazón para seguir recibiendo. A los hermanos de República Dominicana, bienvenidos a Montevideo y al Municipio B”.

El embajador Arias reiteró su agradecimiento al MAPI y a su director por su permanente generosidad y contribuir a la difusión de la cultura dominicana. “Quisiera agradecer a todos los que han tenido que ver con la organización de este espacio cultural, al grupo de apoyo de la diáspora dominicana, al equipo de la embajada que ha contribuido grandemente, y de manera especial darle un abrazo a ese grupo de baile de bachata y merengue”.

Siempre he dicho, continuó el embajador, que la bachata y el merengue “son dos géneros que han marcado la identidad nacional de República Dominicana y es un orgullo para nosotros decir que el merengue es considerado como cultura de toda la humanidad, y esperamos que la bachata también lo sea”.

La viceministra Marjorie Espinosa expresó su satisfacción por coincidir con la celebración. “Es un honor estar aquí con ustedes. Hemos venido en visita oficial para trabajar con la Cancillería y continuar en la mejora de las condiciones de nuestros conciudadanos que residen aquí, así como de aquellos que están pensando en migrar a Montevideo. Estamos aquí para mejorar su nivel de vida y de integración con la sociedad uruguaya”.

Espinosa agradeció al director del MAPI por permitir la exposición de caretas del carnaval “como una muestra de nuestra diversidad cultural, de lo que nos define. Sabemos que siempre que llega un dominicano, llega la alegría; por eso el júbilo, el amor, la solidaridad. Eso somos como pueblo y por eso esta noche la intención es dar un poco más de nosotros”.

Concluidos los discursos, los asistentes disfrutaron de bailes de merengue y bachata interpretados por profesionales y aficionados dominicanos, que se encargaron de llevar un trozo de Quisqueya a los asistentes, entre quienes se encontraban dominicanos de la diáspora, uruguayos y extranjeros de varias nacionalidades.

Texto: Adrian R. Morales (especial para Bohío News)

Fotos: Luisa Pineda-Bueno, Museo de las Migraciones (MUMI) y Museo de Arte Precolombino e Indígena (MAPI)