Inicio Pulso Impacto de las inversiones hoteleras en Santo Domingo

Impacto de las inversiones hoteleras en Santo Domingo

Compartir
[ Publicidad ]

Las nuevas inversiones hoteleras realizadas en Santo Domingo permitirán a la ciudad posicionarse como un real destino del turismo MICE (Meetings, Incentives, Conventions & Exhibitions).

Los destinos que compiten con República Dominicana en Centroamérica y el Caribe, entre ellos La Habana (Cuba), Cancún (México), Bogotá, Medellín y Cartagena (Colombia) y San Juan (Puerto Rico), contaban desde hace decenas de años con facilidades super modernas para la realización de grandes, medianos y pequeños eventos, en los que se dan cita profesionales, empresarios y grupos gremiales.

Esas instalaciones modernas se convirtieron en un gran atractivo para atraer hacia esos países muchos congresos y numerosas reuniones que no tomaban en cuenta a Santo Domingo, pues la capital dominicana tenía una evidente debilidad para competir en ese mercado. Con una oferta limitada, solo algunos hoteles urbanos podían convertirse en sede de eventos.

En los últimos años esta debilidad se ha convertido en una fortaleza para la Ciudad Primada de América, pues se han construido hoteles de última generación con salones apropiados para la realización de eventos, como el Real InterContinental, JW Marriott, Embassy Suites by Hilton Santo Domingo, Holiday Inn y próximamente el Hard Rock Hotel Santo Domingo, que será la instalación que catapulte esta ciudad como un destino MICE, ya que en ella se podrán realizar ferias, congresos, convenciones de ventas, grupos de incentivos, bodas y todo tipo de reuniones.

A estas inversiones hay que agregar lo que ha estado ocurriendo con el rescate de la Ciudad Colonial, que se ha convertido en un destino ideal para conocer la historia de los inicios del descubrimiento del nuevo mundo con sus primacías y atractivos que no tienen otras ciudades del Caribe, pues lo que se encuentra aquí fue lo primero, lo demás fue después.

Miles de turistas que se hospedan en la zona de Punta Cana-Bávaro diariamente invaden esta parte de Santo Domingo, no como lo hizo el pirata Francis Drake, quien devastó la ciudad. Los nuevos visitantes vienen atraídos por el encanto de su gente, sus monumentos, la gastronomía y la historia. Esta será también una de las zonas que utilicen los turistas que se hospeden en la ciudad para sumarse a las actividades de ocio luego de que concluyan sus reuniones.

Otra fortaleza para que se desarrolle el turismo MICE en Santo Domingo lo constituye la reciente construcción del Centro de Convenciones de la Cancillería, en la que ya se han realizado cumbres presidenciales y de cancilleres. Santo Domingo está recibiendo y recibirá cientos de eventos que antes se iban a otras ciudades de Latinoamérica.

La conectividad aérea es también otra de las ventajas de Santo Domingo, pues a través del Aeropuerto Internacional de Las América se reciben decenas de líneas aéreas que llegan en sus vuelos regulares, sobre todo las que conectan con  la región, entre ellas Copa, Avianca, Aeroméxico, Jet Blue, American Airlines, Delta, Cubana de Aviación y Pawa. Este es uno de los  factores que toman muy en cuenta los organizadores de eventos.

Los participantes que vengan a Santo Domingo para realizar algún evento tienen la ventaja de poder extender su estadía y visitar las hermosas playas diseminadas por el territorio nacional. Otro factor de envergadura cuando se realice una feria es el hecho de que esos eventos, además de ser dirigidos a un público cautivo, también pueden ser abiertos para el gran público que se encuentra en el Gran Santo Domingo y otras ciudades, lo que resultaría de mucho interés para los expositores, ya que pueden mostrar sus productos o servicios a  potenciales consumidores finales.

Hotelería moderna, ciudad colonial restaurada, centro de convenciones y líneas aéreas son la garantía de posicionar a Santo Domingo como destino MICE. Es preciso mencionar la oferta gastronómica con que contamos y que pocas ciudades de Latinoamérica pueden ofrecer. Y no menos importante es la amabilidad del dominicano y toda la oferta complementaria con que se encontrarán quienes nos visiten.