Inicio Articulos Turismo entrega obras por 210 millones en San Cristóbal

Turismo entrega obras por 210 millones en San Cristóbal

Compartir
[ Publicidad ]

Los polos turísticos reflejan la más baja tasa de positividad  del COVID-19 en República Dominicana, por debajo de 0.40 por ciento, por lo que no representa ninguna amenaza para la salud de los dominicanos, ni visitantes.

Así lo revelaron el presidente Luis Abinader y el ministro de Turismo, David Collado, al inaugurar la reconstrucción vial del tramo carretera Duarte-KM.58 que conecta con el Cruce Natturi, de este municipio, con inversión de RD$210millones y que impactará de manera directa en el desarrollo ecoturístico de la zona.

Al mostrar los bajos niveles de positividad del COVID en los enclaves turísticos y aeropuertos, el presidente Abinaderdestacó el impacto positivo, directo e indirecto, que tiene la industria turística en la economía y las personas.

“Qué significa cuando llegan turistas al país” ?, se preguntó el mandatario y de inmediato se respondió: “Significa empleos, significa taxistas trabajando, los productores agrícolas vendiendo a los hoteles. Eso es lo que significa turismo en toda su cadena de valor”, puntualizó.

El presidente Abinader está confiado de que cuando pase la pandemia República Dominicana tendrá un sector turístico más fuerte, “para que siga creando empleos”.

[ Publicidad ]

“Eso es lo que nosotros hacemos y lo vamos a seguir haciendo, porque eso es lo correcto”, expresó el Jefe de Estado.

Mostrando datos concretos, el ministro Collado afirmó categóricamente que turismo no representa ningún riesgo para la salud en República Dominicana.

Manifestó que la positividad en los aeropuertos está en 0.39, al igual que las pruebas aleatorias que se realizan a los turistas cuando llegan al país.

“Los turistas norteamericanos, que representa el 80 por ciento de los turistas que están llegando al país, al salir le hacen una prueba PCR obligatoria en los hoteles y ahí la positividad es de 0.30 por ciento”, dijo el funcionario.

Afirmó que los enclaves turísticos no representan ningún riesgo para la salud de los dominicanos, en adición al estricto protocolo que se aplica en cada centro hotelero para garantizar la salud y el bienestar de los visitantes y empleados.

“No se dejen llamar a engaño. Bajo ninguna circunstancia el turismo representa ningún riesgo para la salud de los dominicanos y si hubiese sido así el presidente, hace rato, habría tomado medidas”, dejó en claro el ministro Collado.