Inicio MITUR Turismo modernizará museos de la Ciudad Colonial

Turismo modernizará museos de la Ciudad Colonial

Compartir
[ Publicidad ]

Con una inversión de dos millones 150 mil dólares, el Ministerio de Turismo, a través de la unidad Coordinadora del Programa de Fomento al Turismo Ciudad Colonial, presentó el Plan de Modernización de Museos, en el que serán intervenidos cuatro de los principales museos del centro histórico, con la finalidad de convertirlos en verdaderos centros de atracción turística.

En un encuentro celebrado en el restaurant Pata e´ Palo, en el que participaron arqueólogos, geógrafos, directores de museos y personalidades ligadas al proyecto, la arquitecta Maribel Villalona, directora de la unidad, presentó al arqueólogo y geólogo Carlos León, especialista en restauración de museos, quien está encargado del estudio del proyecto.

“La idea de esta reunión es poner en una mesa, lo más plural posible, pero sobre todo de personas entendidas en la materia, este y otros proyectos que puedan enriquecerse con sus experiencias. Queremos presentarles una persona que cuenta con el apoyo y respaldo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que ha demostrado conocimiento, pero sobre todo un gran amor por la ciudad de Santo Domingo”, anunció Villalona.

Al presentar las innovaciones a que serán sometidos el Alcázar de Colon, Las Atarazanas, El Museo de las Casas Reales y la Fortaleza Ozama, el arqueólogo Carlos León aseguró que la intervención de estos monumentos, les revitalizaran y darán nuevo valor, atractivo y los convertirán en centros de visitas masivas.

“Cada uno de estos museos tienen una personalidad a veces difusa, pensamos que debemos darles una personalidad más rotunda y que sea complementaria estos cuatro espacios, que conforman un entorno en la Ciudad Colonial, sean coherentes entre sí y que inviten a visitar uno al otro”, dijo el geólogo.

Explicó que el Museo de las Casas Reales interpreta lo que es la llegada de los europeos a la isla, pero su propuesta es relacionarlo con la historia de Santo Domingo, que pase a ser el Museo de la Ciudad de Santo Domingo, y ofrezca detalles de la Ciudad Colonial, valore las piezas originales y exhiban réplicas de buen valor.

En cuanto al Alcázar de Colón, refirió que este es el museo más visitado, pero que las piezas originales deben ser cuidadas, incluso hasta de la temperatura, ya que cuenta con piezas de mucho valor, por lo que recomendó que este museo se climatice, para, además, mejorar el confort del turista.

“Debemos mejorar y aplicarle toda la tecnología de museografía, iluminación, la edificación, elementos audiovisuales, convertir el espacio en algo en que también puedan participar los turistas locales e internacionales que le visitan”, opinó.

Recomendó la implementación de vitrinas que sean utilizadas no solo para la protección de las piezas, sino también que estas vitrinas sean parte del museo, y ofrezcan información con cartografía, planos, pintura, grabados y gráficos.

“Las vitrinas son concebidas a veces como si fueran estantería, como un cristal para colocar los objetos. Nosotros consideramos que las vitrinas son una pieza fundamental como contenedores para los objetos que exhiben. Hay que dedicar tiempo para diseñar las vitrinas e incluir cristales de proyección que permitan proyectar videos que cuenten una historia”, adelantó.

Otro aspecto de importancia es la circulación, como parte de la modernización de los museos de Santo Domingo, estos necesitan un diseño tomando en cuenta la circulación, por ser estos muy complejos, con una señalización correcta de las entradas y salidas.

 

Sobre Atarazanas dijo que es un caso especial que antiguamente tuvo una posición magnífica, con  un edificio histórico, pero que requiere una gran intervención, actualmente tiene una situación complicada y hay que pensar muy bien para que tenga una museografía como la que se está pensando, con audiovisuales, escenografía y maquetas.

Atarazana es el lugar perfecto para la colección de piezas de la navegación y la arqueología submarina, que actualmente están conservadas en el laboratorio de Patrimonio Cultural subacuático. Son piezas excepcionales y pocos lugares en el mundo cuentan con colección igual.

Por último, el geólogo considera que la Fortaleza Ozama debe ser renovada por completo, desde organizar las unidades de POLITUR en la entrada, e incluirle piezas que recreen la época y permita una vista desde el exterior, sobre todo desde la parte correspondiente al Rio Ozama o la avenida del Puerto.

{vsig}museos{/vsig}