Inicio Pulso Aerolínea TAME solicita permiso para operar desde Venezuela a República Dominicana

Aerolínea TAME solicita permiso para operar desde Venezuela a República Dominicana

Compartir
[ Publicidad ]

La aerolínea Ecuatoriana TAME, ha solicitado al gobiernos venezolano, el permiso correspondiente para realizar operaciones aéreas comerciales desde el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, localizado en Maiquetía y que sirve a la capital venezolana, Caracas.

Esta solicitud es aprovechada por los representante de TAME a raíz de los acuerdos de pago que Venezuela debe honrar a las aerolíneas internacionales y como parte de las fuertes remisiones o liberaciones a la deuda del gobierno venezolano.

La República Dominicana es uno de los destinos que junto a Cuba, TAME desea operar dada la demanda de turistas a estas naciones del Caribe.

De esta manera TAME se une a Aeroméxico, que de igual manera desea utilizar a Venezuela como punto de escala para conexión de vuelos con otros países. Mientras que Aruba Air e Insel Air han solicitado otras rutas adicionales a las que ya operan en el país.

La ecuatoriano Tame, que opera diariamente la ruta Quito-Bogotá-Caracas, solicitó poder extender esos vuelos a destinos rotativos en el Caribe, entre ellos Cuba y República Dominicana.

En el caso de Aeroméxico, que opera cuatro veces por semana la ruta México-Caracas, pidió derechos “de quinta libertad” entre Caracas y Montevideo.

Por su parte, Aruba Air quiere prolongar la ruta entre Aruba y Valencia hasta Quito, mientras Insel Air, con base en Curacao, busca extender hasta Manaos, en Brasil, su ruta Curacao-Puerto Ordaz.

Las cuatro aerolíneas, que reclaman al gobierno en conjunto US$ 200 millones, aceptaron a comienzos de esta semana la oferta de cobrar los adeudos de hasta un año con fuertes quitas: más de 30% por diferente tasa de cambio a los que se sumaban reducciones adicionales, caso por caso, que pueden llevar la quita a más de 50%.

Otras 20 empresas, con el grueso de las acreencias, habían rechazado esa oferta y habiéndoles ahora el gobierno comunicado su decisión de pagarles, con quitas menores caso por caso, pero en forma escalonada, hasta fines de 2015.