Inicio Pulso Andrés Pichardo Rosenberg: “La clave está en la creatividad y atención a...

Andrés Pichardo Rosenberg: “La clave está en la creatividad y atención a los detalles”

Compartir
[ Publicidad ]

Para Andrés Pichardo Rosenberg, actual presidente de Casa de Campo Resort & Villas, formar parte de este gran equipo ha sido una oportunidad profesional extraordinaria, un reto que le inspira a dar lo mejor de sí para que el prestigioso destino de lujo sea cada vez más vanguardista.

Nació en el norte de República Dominicana, en Puerto Plata, donde residió hasta los tres años cuando se mudó con sus padres a Estados Unidos. Allí creció hasta que cumplió 15 años. De pequeño el contacto con la industria turística se limitaba a vacacionar con su familia y disfrutar de la estadía en hoteles, tanto urbanos como resorts, pero esas experiencias influyeron en su posterior interés profesional por la hotelería.

En entrevista con Bohío, Pichardo cuenta que a pesar de estar en una industria con un enfoque tradicional, siempre mantuvo contacto con un entorno de cambio constante “en el cual se debe estar siempre en la vanguardia y ofrecer un servicio de creciente calidad, con énfasis en los detalles y en la inversión de los recursos para asegurar su óptimo retorno”.

Posee una licenciatura en Administración de Empresas y Economía del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) y estudios profesionales de hotelería en la Universidad Cornell del estado de Nueva York. Su trayectoria incluye el desempeño de posiciones ejecutivas en grupos hoteleros e inmobiliarios, tanto en el extranjero como en las zonas Este y Norte del país, y el puesto de Senior Vicepresidente de Operaciones, Mercadeo y Ventas para Estados Unidos, México, Costa Rica y Aruba, con el que formó parte del equipo que contribuyó al proceso de integración de dos importantes cadenas hoteleras en esa región.

El nombramiento como presidente de Casa de Campo Resort & Villas se produjo en noviembre de 2016. “Siempre soñé con formar parte de una propiedad hotelera única en su género, como Casa de Campo, un lugar de tradiciones, con impresionantes y atrayentes peculiaridades”, nos confiesa, a la vez que valora la confianza y el esfuerzo de Central Romana Corporation para seguir invirtiendo en este gran destino del sureste dominicano.

¿Cómo valora este primer año al frente de Casa de Campo?
Ha sido una experiencia enriquecedora en todos los sentidos de mi vida profesional
y personal.
He liderado un proceso de reestructuración organizativa, en el que entran en juego las áreas de Ventas, Mercadeo, e-Commerce y de RR.PP., el reposicionamiento del resort en los mercados estratégicos, así como el enfoque en atraer nuevos clientes de alto nivel. Hemos reforzado los aspectos culinarios, recreativos y deportivos, siempre cuidando el recurso más importante, nuestros colaboradores. Otro de los objetivos es el mejoramiento de la calidad de los servicios, al que sumamos a todo nuestro equipo.
Nuestra misión es seguir fortaleciendo nuestras relaciones comerciales con el talento entusiasta que posee el equipo directivo y continuar implementando acciones para crear nuevas ofertas complementarias con beneficios exclusivos, que aumenten el prestigio del destino.

Luego de esas mejoras, ¿cuáles son las expectativas de ocupación para esta temporada alta?
Las acciones y los cambios que hemos realizado nos han permitido tener una visión más clara a mediano plazo, y en ese sentido nuestras perspectivas de esta próxima temporada alta son muy positivas, ya que partimos del crecimiento en demanda de reservas de más del 40% que ha registrado nuestro resort y todos nuestros productos durante este último año.

¿Qué más estaremos escuchando de Casa de Campo en 2018 y sus productos diferenciales?
En Casa de Campo trabajamos con visión de futuro, en la cual las palabras clave son creatividad e innovación, acompañadas de excelencia en servicio y calidad, pues nuestro objetivo es brindar siempre una experiencia que satisfaga a nuestros visitantes más exigentes, basada en una elegancia informal y relajada.
Recientemente iniciamos la construcción de la escuela de aprendizaje de golf, dotada de los equipos tecnológicos más modernos de la actualidad, que sirve como oferta complementaria para reforzar el aprendizaje y la mejora del juego individual. Está ubicada en el campo de práctica de Diente de Perro y su apertura está prevista para principios de febrero.
Se está terminando el nuevo pro shop Dye Fore y pronto se estará remodelando el hoyo 19 y pro shop de Diente de Perro. También estaremos remodelando las habitaciones Golf Lodge y se prevé la creación de una novedosa y moderna área de wellness y Spa. Estos proyectos tienen como propósito ofrecer productos y servicios de los más altos estándares internacionales para seguir mejorando la oferta competitiva de Casa de Campo. Además de la modernización de las áreas recreativas, vamos a facilitar los flujos de parqueos y continuar creando ambientes únicos en Altos de Chavón a través de eventos y conciertos.

¿Qué le atrae más de este lujoso complejo en sus horas libres?
Junto a mi esposa Thea e hijos (Gabriela, Armando, Isabela, Yannick y Thomas), somos muy activos. Nos fascina compartir las virtudes del resort a través de los paseos a Catalina, a La Marina, practicar tenis, golf, o participar de los eventos sociales con viejos y nuevos amigos; además de apoyar las iniciativas de la Fundación MIR y el Patronato Benéfico Oriental (PBO); también compartir una buena comida y descansar en casa con la compañía cercana de la familia, es lo que más disfruto.

Para Andrés Pichardo, ¿en qué consiste el éxito?
Para mí, el éxito consiste en saber balancear los atributos que caracterizan al ser humano. Ser leal a los principios morales. Poder ser autocrítico, aceptar mejoras y aplicárselas sin perder la objetividad. Se debe ser emprendedor, creativo, y algo importante: primero se debe escuchar antes de opinar. El mejor anagrama que existe en inglés es la palabra listen, que si se reorganiza se convierte en silent. De ahí se desprende una gran enseñanza, la necesidad de alcanzar ese nivel de madurez para que en realidad podamos escuchar a nuestros congéneres y ser más compasivos.