Inicio CotoRita ¡Bravo Ministros!

¡Bravo Ministros!

Compartir
[ Publicidad ]

Me complace el acuerdo de cooperación interinstitucional suscrito por los ministerios de Relaciones Exteriores y de Turismo en un acto realizado en el Centro de Convenciones del Mirex el pasado 21 de marzo de 2018, porque es algo que solo los políticos visionarios logran concertar, en conocimiento de que este “pequeño” paso puede marcar la gran diferencia en la difusión global efectiva de República Dominicana como destino propicio para invertir y vacacionar al menor costo de inversión que es posible lograr en estos tiempos.

De acuerdo con el documento, la Cancillería se compromete a que sus misiones diplomáticas mantengan y fomenten los trabajos de promoción turística, a instancia y coordinación del Mitur.

Es importante señalar que las 29 Oficinas de Promoción Turística (OPTs) del Mitur que operan en el exterior estarán adscritas a las embajadas o los consulados dominicanos, según proceda el caso, bajo la dirección de un agregado de turismo sugerido por ese ministerio, mientras que su acreditación ante el Estado receptor será propuesta por el Mirex, lo que elevaría el rango de estos profesionales que conocen al dedillo el producto que manejan para presentarlo y exponerlo en los diferentes idiomas que corresponden a los mercados que trabajan. Este punto es esencial, ya que no siempre los representantes de nuestro cuerpo diplomático pueden ofrecer esta información en los países donde nos representan, por obvias razones ancestrales que no vienen al caso mencionar.

Además, el Mitur se hará cargo de la capacitación del personal del Mirex con funciones asignadas en el Plan Anual de Trabajo elaborado para esos fines.

Felicito sinceramente al ministro de Turismo Francisco Javier García y al canciller Miguel Vargas por esta iniciativa que sin lugar a dudas representa un valor agregado que va más allá de las funciones inherentes a su cargo.

Coincido de lleno con el ministro García cuando asegura que este acuerdo protocolar tendrá un impacto extraordinario para el desarrollo de nuestra industria turística, a la que revive como espina dorsal de la economía dominicana.

Bendiciones para todos.