Inicio Negocios Cómo las TMCs pueden trabajar el formato de viaje “bleisure”

Cómo las TMCs pueden trabajar el formato de viaje “bleisure”

Compartir
[ Publicidad ]

 

Quien sea que haya dicho que no se puede mezclar los negocios con el placer no reconoce lo que es viajar; la posibilidad que existe de extender una reserva de un viaje de negocios para aprovechar algunos días extras visitando el lugar.

El Bleisure es una tendencia de empleados que están optando por tomarse un período de vacaciones más corto pero con más frecuencia. Las empresas que se están interesando en el concepto incluyen aquellas que reconocen el valor de no tener un staff fuera de la oficina por semanas al mismo tiempo.

Para los empleados, el encanto del bleisure está ligado en las oportunidades que aquel lugar exótico puede ofrecer durante una jornada de negocios. Traducción: Este pequeño pedazo de paraíso es un lugar que nunca más vas a tener ni el tiempo y quizás ni el dinero para visitar.

El Bleisure no es solo para los trotamundos. Es una manera fácil para que los viajeros de negocios se vuelvan viajeros de placer en sus horas libres, invitándolos a ver lugares fuera de su vida común y mucho más práctico y rápido que si dependieran de un modelo tradicional de viaje. El Bleisure hace que los sueños al viajar se hagan realidad.

Reconociendo que el Bleisure ofrece eficacia tanto a las empresas como a sus empleados- y que los empleados satisfechos son empleados más productivos – las empresas lo están adoptando cada vez más, principalmente en países Latinoamericanos. La mayoría de las empresas continúan solicitando reportes detallados de gastos, pero con menos rigurosidad pensando en el lado práctico también para ajustarse a este nuevo formato de viaje.

No es solo una tendencia, el Bleisure llegó para quedarse. Para que se tenga una idea del mercado, de acuerdo con un estudio de Phocuswright*, el 64% de los viajeros de negocios agregan al menos una extensión libre durante sus viajes. De estos, el promedio es de 4 días de extensión y 60% lo hacen acompañado por otra persona. Por esa razón los departamentos de viajes corporativos se están preparando a través de soluciones tecnológicas para dar apoyo al empleado.

Pero planear un viaje bleisure puede ser más complejo desde el punto de vista de la agencia de viajes porque este tipo de viaje requiere más flexibilidad. Si un viajero corporativo quiere mezclar tiempo libre durante los días de negocios, o tomarse unos días de placer al final de un viaje de trabajo, ayuda el tener a alguien en el que se pueda confiar, que ya lo haya hecho anteriormente. ¿Por qué no aconsejar al viajero que después de una reunión durante el día pueda ir a una obra de teatro por la noche? ¿Cuáles son los restaurantes que no han conocido? ¿O tal vez extender su
viaje al principio para aprovechar algún evento o no perderse alguna atracción? La experiencia de los agentes de viajes es la clave para los viajeros corporativos aprovechar todos los beneficios que el concepto de Bleisure les puede ofrecer, sin el temor de poner en peligro el viaje.

Por esto es esencial que los agentes de viajes estén al tanto de esta tendencia para crear oportunidades de mejorar cada día más la jornada del viajero, aprovechar lo máximo posible el boom del Bleisure y así construir el futuro de los viajes corporativos.