Inicio Pulso Las OPT, un buen equipo de trabajo

Las OPT, un buen equipo de trabajo

Compartir
[ Publicidad ]
“El país cuenta con un formidable equipo en más de 20 oficinas de promoción turística, conocidas como OPT, que son la representación y el brazo promocional del Ministerio de Turismo en todo el mundo, estratégicamente situadas, para conocer los requerimientos y necesidades del nicho que se desea captar y trabajar de forma activa para lograr la meta de penetración a través de acciones muy puntuales”.

 
El éxito de un producto, como su posicionamiento y la preferencia en su público objetivo, depende de muchos factores, incluidos un buen plan de marketing, apropiadamente proyectado, ejecutado y evaluado en cada fase, a fin de comprobar si las estrategias están generando los resultados esperados. 
Dentro de ese plan hay una herramienta que juega un papel fundamental: la promoción, cuyos objetivos son aportar a la comercialización, ayudar a conquistar nuevos nichos, buscar la fidelidad de los públicos, debilitar la preferencia de 
la competencia y servir para cohesionar los grupos 
de trabajo. 
No soy mercadóloga, sino comunicadora en estratégica, pero voy a ponderar precisamente lo concerniente a los grupos de trabajo, en especial al equipo que tiene la responsabilidad de poner en marcha las estrategias de promoción que permiten que el producto República Dominicana pueda granjearse la predilección del mercado turístico internacional.
El país cuenta con un formidable equipo en más de 20 oficinas de promoción turística, conocidas como OPT, que representan el brazo promocional del Ministerio de Turismo en todo el mundo, estratégicamente situadas en las proximidades del nicho que se desea captar, para conocer así requerimientos, necesidades y trabajar de forma activa para lograr penetrar a través de acciones puntuales.
La tarea de este equipo es ardua, y cabe destacar que está integrado en su mayoría por mujeres, y liderado por una visionaria, Magaly Toribio, quien tiene la responsabilidad de articular y gestionar la política de promoción internacional del país, y la supervisión de la agenda de cada una de las OPT.
El trabajo de este equipo es arduo y agotador, pues es responsable de que el país pueda registrar un aumento o disminución en la llegada de turistas, además de diseñar estrategias de acuerdo con el perfil de cada segmento, pues no es lo mismo el turismo europeo que el norteamericano o sudamericano, ni tampoco el turismo joven que gusta de la aventura, el público de negocios o los de tercera edad.
A las OPT también les corresponde el deber de establecer los perfiles y tendencias del mercado mundial, puesto que el turista de hoy día no es el mismo que el de hace diez años, ya que las exigencias del viajero actual son mayores y muy distintas. Se trata, por lo general, de un individuo tan híbrido como espontáneo e impredecible, que al mismo tiempo que gusta disfrutar de la naturaleza y sus ambientes, busca también descansar en un lugar confortable con excelentes atenciones y amenidades. 
A estas características se añade el ingrediente de las tecnologías de la información y la comunicación, las cuales le otorgan a ese mismo viajero la capacidad y el poder de planificar su propio circuito o itinerario de vacaciones en el destino que eligió tomando como referencia la internet, sin depender de un tour operador. 
Además se suma la oferta de la competencia que jamás se puede subestimar, pues sería deshonesto no reconocer los atributos y las prácticas de nuestros competidores; del mismo modo, cabe resaltar el giro hacia la sostenibilidad que los productos turísticos mundialmente están dando, tomando en cuenta los ejes que esto implica como el componente social, medioambiental 
y económico. 
Sin embargo, es muy satisfactorio y genera tranquilidad y confianza que a pesar del desafiante panorama del turismo global, República Dominicana dispone de un equipo de profesionales con una gran experiencia de larga data en la industria, así como otros más jóvenes que aportan ideas frescas y nuevas energías a la misión y el compromiso de conservar los mercados maduros y alcanzar aquellos emergentes.
Siempre es positivo ver que en cada edición del Dominican Annual Tourism Exchange (DATE), se reúne en pleno todo este equipo: los directores de promoción, asesores, viceministros, directores y representantes de las OPT, para una revisión de las acciones que anualmente se llevan a cabo y determinar las estrategias factibles a poner en práctica. 
Como parte de la agenda se aprovecha su presencia en el país para que conozcan los nuevos proyectos y las ofertas que surgen en los destinos locales para una mejor promoción en el exterior. 
Una buena nueva es que el país, a propósito del DATE, vuelve su mirada hacia un nuevo nicho de turismo, cuyo auge va en aumento, como es el segmento MICE (reuniones, incentivos, conferencias y exhibiciones), para comenzar a planificar sobre los segmentos potenciales que se pueden atraer al país y en ese sentido, las OPT juegan un papel muy determinante. 
Quiero testimoniar mi humilde reconocimiento al equipo de embajadores de la oferta turística nacional, quienes con pasión y entusiasmo despliegan sus mejores esfuerzos en cada feria, workshop y evento para promover la diversidad y los encantos exclusivos y diferenciados que el turista puede disfrutar 
en República Dominicana.
 
Por Karina López
OPT