Inicio Pulso Manfred Schoebel: “Ser hotelero no es un trabajo, es un estilo...

Manfred Schoebel: “Ser hotelero no es un trabajo, es un estilo de vida”

Compartir
[ Publicidad ]

Manfred Schoebel, director de Desarrollo Sol (Hotel Meliá Caribe Tropical), no llegó por casualidad al mundo del turismo. A la edad de 19 años realizó una pasantía en la antigua cadena alemana Steigenberger Hotels & Resorts, donde lo que más llamó su atención fue la pasión por los detalles del servicio.

Se trataba de un hotel cinco estrellas, de lujosas y escasas habitaciones, pero poseía ese encanto que solo los empleados con un alto grado de vocación pueden propagar para que el cliente se sienta debidamente atendido. “Los empleados tenían la capacidad de anticiparse a las necesidades de los huéspedes y eso se me quedó grabado para toda la vida”, nos cuenta.

Con ese entusiasmo se enfrascó en su sueño profesional. Comenzó en el área de Alimentos y Bebidas, siempre en hoteles. Motivado por dar lo mejor de sí y teniendo presente la satisfacción del cliente, Schoebel puede afirmar hoy que los 46 años que lleva en esta industria son de total pasión por la hotelería. “Es usual que comentemos entre colegas y amigos de otros sectores de la industria que ser hotelero no es un trabajo cualquiera sino un estilo de vida muy definido por los deseos y la pasión que uno lleva en la sangre”, nos confiesa.

¿Cómo llega usted a la cadena Meliá?

Mi primer contacto se originó durante una visita de negocios a Barcelona, hace muchos años, donde me identifiqué con uno de los eslóganes de la marca: “Pasión por el servicio”. Tuve esa frase en mi mente hasta que en el año 2002 me invitaron a una entrevista en el hotel Meliá Caribe Tropical. Fue un punto decisivo en mi carrera, pues me recibieron el mismo presidente y fundador de Meliá, Gabriel Escarrer Juliá, y su hijo, el consejero delegado, Gabriel Juan Escarrer Jaume. Para mí fue una nueva oportunidad aquí en República Dominicana. Casi un año después entro a la cadena como director del Meliá Caribe Tropical.

Meliá tiene hoteles por todo el mundo. ¿Cómo llegó la marca a Bávaro?

La primera propiedad de la marca en la zona este se inauguró en 1986, y fue conocida como Meliá Bávaro, que marcó una nueva era en la hotelería dominicana. Con la visión pionera de nuestro presidente y fundador, y viendo el gran potencial de un concepto nuevo en ese tiempo, inauguramos más tarde Paradisus Punta Cana, Meliá Caribe Tropical y Paradisus Palma Real.

Usted ha sido testigo del desarrollo de la industria turística dominicana en las últimas décadas. ¿Qué le ha llamado más la atención del posicionamiento de nuestro país como destino número uno del Caribe?

Las condiciones que ofrece República Dominicana van mucho más allá que contar con playas bonitas y clima tropical. Puedo afirmar que uno de sus principales activos es la gente. El calor humano, combinado con la amabilidad y el deseo de servir a nuestros clientes, es único en el Caribe. Y si nos remontamos a 20 años atrás, vemos el potencial que significó el modelo todo incluido, fuerza primordial que le ha valido a la hotelería nacional un crecimiento impresionante. En esos años ese concepto no era muy conocido en Estados Unidos ni Canadá, dos de nuestros principales mercados emisores en la actualidad. Nos tocó demostrar y convencer de su eficacia, no solo a través de potentes acciones de mercadeo, sino con resultados impecables en cuanto a la satisfacción de nuestros clientes.

Al referirnos a The Level “Adults Only”, podemos hablar de un antes y un después en cuanto a la presencia de la cadena Meliá en Bávaro. ¿Cómo valora estos años desde la apertura de tan exclusivo producto?

La visión que tuvimos hace ocho años se confirmó y vio la luz con un producto que nació hace casi cinco años. Fue la necesidad de experimentar un nuevo estilo de vacaciones que garantizara una tranquilad absoluta. Y la excelente acogida la hemos visto en el comportamiento de nuestros clientes, sobre todo de los provenientes de los mercados norteamericano, europeo (alemán y ruso) y latinoamericano. En los últimos años hemos protagonizado un cambio radical en nuestro comportamiento de negocio, que se puede describir con una frase: “Hacer más con muchísimo menos”, es decir, nos hemos visto en la necesidad de producir más calidad y ser más productivos con menos recursos. Es una manera de responder a la necesidad de clientes que tienen menos días para vacacionar pero pueden pagar más por un concepto que les garantice seguridad y relajamiento total.

¿Cuánto ha aumentado la demanda de la categoría “adults only” en el sector de lujo en República Dominicana?

Sin duda ha aportado un valor significativo a un producto adicional a la oferta que ya teníamos. Desde que inauguramos The Level hemos experimentado un gran éxito debido a la demanda que ha tenido este concepto. En la actualidad muchos de nuestros competidores están agregándolo a sus productos. De ahí que hayamos dado los primeros pasos para suplir una necesidad de futuro y consolidarnos aún más con opciones como The Level “Adults Only” y The Level Familia. Antes competíamos con nuestros valores, con la calidad de nuestros alimentos y bebidas, habitaciones modernas y playa fabulosa; éramos un hotel más. Pero luego de iniciar con estos dos conceptos exclusivos, hemos sido capaces de marcar la diferencia con esta temática de experiencia vacacional.

El tema gastronómico es otro de los puntos fuertes de ambos establecimientos. ¿Qué encuentra el huésped que viene a vacacionar en ellos?

Este es un punto de suma importancia en la oferta del todo incluido. Ofrecemos en nuestras instalaciones más de 14 conceptos culinarios en un ambiente lujoso, como el que podría encontrarse en Roma, París o Londres. Gracias a Dios hemos roto el paradigma en nuestra isla, y el todo incluido de hoy día es un concepto superior y en nuestros hoteles es uno de los valores agregados más altos que existen en República Dominicana.

República Dominicana es un paraíso para los viajeros amantes del golf, y Meliá Caribe Tropical pone a disposición de ellos el Cocotal Golf & Country Club. ¿Cómo es el huésped que viene interesado por este deporte?

Por lo general son clientes de diferentes nacionalidades que vienen por pocos días, con muchas ganas de disfrutar del golf. Nos prefieren porque tenemos un campo cerca. El factor tiempo también se tiene presente al momento de vacacionar, y como todos sabemos, el tiempo es dinero. Además, contamos con nuestra propia plaza comercial, a apenas 100 metros a pie, con más de 60 tiendas, reconocidas marcas y gran variedad de alimentos y bebidas, lo cual nos convierte en un resort muy completo.

¿Qué novedades trae el Meliá Caribe Tropical para 2018?

Las principales novedades serán a finales de este año, con una afinada reestructuración. Nuestro hotel, de 1.248 habitaciones en la actualidad, tendrá un “corte limpio”. La parte del Meliá Caribe será rebautizada como Meliá Caribe Beach Resort, para familias solamente, y la parte Meliá Tropical se convertirá en Meliá Tropical Beach Resort, solo para adultos. En otras palabras, tendremos dos hoteles separados uno del otro con su propia infraestructura de servicios para garantizar experiencias únicas que cumplan con las expectativas de nuestros clientes. Ambos productos van a tener una categoría superior de súper lujo. The Level Familia y The Level “Adults Only” serán un Level de súper lujo.n