Inicio Articulos Multa doble para aquellos que vuelen sin mascarilla

Multa doble para aquellos que vuelen sin mascarilla

Compartir
[ Publicidad ]

Los continuos incidentes, algunos violentos, en los vuelos de Estados Unidos han obligado a la Administración para la Seguridad en el Transporte (TSA) a duplicar las multas para quienes se niegan a llevar una mascarilla, algo que es obligatorio durante todo el proceso de facturación, control, embarque y trayecto.

Las nuevas sanciones entraron en vigor este viernes 10 de septiembre y van desde $500 para los que incumplen la norma por primera vez hasta los $3000 para reincidentes. El mandato de las mascarillas en los transportes públicos termina el 18 de enero de 2022 pero las autoridades podrían extenderlo de nuevo.

Este es el último pero no el único cambio de calado que la pandemia del covid-19 ha imprimido en el transporte aéreo. ¿Hace un tiempo que no vuela? Recopilamos las nuevas medidas y protocolos que debe tener en cuenta para evitar sorpresas (y multas) en su viaje.

Un año y 9 meses después del inicio de la pandemia, siguen al alza los incidentes aéreos causados por pasajeros que se niegan a llevar la mascarilla, que es obligatoria en todo el proceso: desde que se entra en el aeropuerto hasta que se llega al avión y durante todo el trayecto del vuelo. 

Para atajar estos sucesos, en ocasiones violentos, el presidente Joe Biden ha ordenado a la TSA, la Administración de Seguridad en el Transporte, duplicar el monto de las multas. Ahora la mínima es de $500 y la máxima puede llegar a ser $3,000, para quienes reincidan en este comportamiento.

[ Publicidad ]

La TSA tiene un apartado en su página web oficial dedicado al coronavirus en el que explica con detalle los protocolos de seguridad en los aeropuertos, para que el pasajero vaya tanto mentalizado de la nueva normalidad como preparado para que el proceso sea rápido y con el mínimo contacto posible.

Por ejemplo, se recomienda no llevar nada encima, que todas las pequeñas pertenencias (llaves, celular, billetera) estén ya en el equipaje de mano cuando se va a pasar el control de seguridad. También se permite y se sugiere llevar gel hidroalcohólico de hasta 12 onzas (350 mililitros).

Muchas aerolíneas han modificado su servicio de comidas, sobre todo para vuelos cortos, por lo que antes de viajar conviene consultar en sus páginas web. Algunas, como American Airlines, recomiendan al pasajero que lleve sus propios aperitivos y bebidas no alcohólicas porque han limitado su servicio en determinadas rutas. 

En cualquier caso, se recomienda estar el mínimo tiempo sin la mascarilla: el pasajero debe ponérsela después de dar cada trago a su bebida o cada mordisco a su alimento.

Los requisitos de ingreso cambian en cada país y lo hacen continuamente, en función de la evolución de la pandemia tanto en destino como en origen del viaje. Las normas de EEUU difieren de la de otros lugares, por lo que conviene consultar información actualizada también del país que se va a visitar.

Las reglas tienen que ver con mascarillas, pruebas de covid-19 y cuarentenas. No seguir los requisitos de la nación de destino puede conllevar que denieguen la entrada y se deba regresar a EEUU. 

Todos los pasajeros con destino a EEUU, también los ciudadanos del país y aquellos vacunados completamente, deben presentar una prueba negativa de covid-19 realizada no más de tres días antes de viajar o un documento que acredite que ha pasado la enfermedad en los últimos tres meses.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) son claros en su recomendación: «No viaje internacionalmente hasta que esté vacunado completamente». Y si es imprescindible, pide extremar todas las medidas de precaución: mascarillas adecuadas, distancia, pruebas.

Incluso los vacunados deben tener en cuenta, según los CDC, que viajar fuera del país «conlleva riesgos adicionales de contagiarse y quizás expandir nuevas variantes». No obstante,  esto es menos probable entre personas inmunizadas que entre quienes no están protegidos.

Fuente: Univisión.com /Cristina García Casado.