Inicio Escapadas Río San Juan

Río San Juan

Compartir
[ Publicidad ]

Una de las joyas de la región norte dominicana es Río San Juan, municipio de la provincia María Trinidad Sánchez. Hacia allí han vuelto los ojos los inversionistas en los últimos años, y no es para menos, sus bellezas naturales lo hacen un sitio perfecto para visitantes extranjeros y nacionales.

El esplendor de sus paisajes es el resultado de la espectacular combinación de la verde vegetación con los tonos azules de las aguas del océano Atlántico que bañan sus costas y playas. A la exuberante naturaleza sumemos las manifestaciones culturales de la zona y la calidez del dominicano y tendremos un destino ideal, alejado de las grandes urbes.

Una de sus manifestaciones culturales, el carnaval de Río San Juan, o “Carnavarengue” como también se le conoce, es la única fiesta popular de su tipo en República Dominicana en ser considerada carnaval marino, ya que rinde homenaje a la tradición pesquera local. Sus comparsas, “Los Carnamares”, lucen vistosas caretas cada año con motivos de especies marinas y la tarima sobre la laguna Gri-Gri le da un toque aún más inconfundible.

Rio San Juan2

Playas para escoger

Llegar a una playa prácticamente virgen es el sueño de todo viajero que ha alimentado su imaginación con películas y documentales que invitan a sentirse dueño

de un paisaje de hermosura sin igual. Esa sensación la puedes vivir en pequeñas playas de arena dorada y aguas azul turquesa que no te dejarán indiferente: “Los Minos”, “Los Guardias” y “Los Muertos”, esta última llamada así porque en sus cercanías albergó un antiguo cementerio cuyas lápidas aún son visibles.

Otros atractivos de mar y arena los encuentras en playas que tampoco defraudan y son perfectas para surfear o ir con niños, en dependencia de las características. Playa Rogelio (Magante), en el paraje conocido como La Yagua, en dirección a Cabarete, está recomendada para toda la familia; sus arenas oscuras le otorgan un encanto especial. Un lugar que los más pequeños amarán es Playa Diamante, a unos 15 minutos de Río San Juan; puedes adentrarte hasta 300 metros y el agua no da ni por las rodillas, por lo que la seguridad de los infantes es un gran punto a su favor. Y justo después de Playa Grande se encuentra Playa Preciosa, con prominente oleaje que la hace ideal para surfear.

La más concurrida de la zona es Caletón, una pequeña playa en forma de medialuna, bordeada por abundante vegetación y que es fácil de distinguir gracias a las esculturas de cabezas indígenas que la adornan. Esta ensenada más bien parece un lago, pues su orilla sobresale varios centímetros por encima del nivel del mar, lo que provoca que las olas rompan con apenas intensidad.

Al ser de tan fácil acceso –por la carretera Cabrera-Río San Juan, al oeste de la provincia María Trinidad Sánchez–, Caletón no está ausente de los tours que proponen agencias y turoperadores que promueven la llamada Costa Verde y Río San Juan. El recorrido puede incluir, además, la visita al Monumento Natural Cabo Francés Viejo, las lagunas Gri-Gri, Perucho y El Dudú, la cueva de Las Golondrinas y la playa El Bretón.

Playa Grande

Pero la franja costera que robó el corazón de los inversionistas en este municipio es Playa Grande, una ensenada que ya era famosa por su belleza y sus condiciones para el surf y el boogie board. En este escenario, que los desarrolladores North Shore Land Holdings y Playa Grande Holdings se han empeñado en convertir en uno de los destinos turísticos más exclusivos del Caribe, se levanta el proyecto Playa Grande.

Con una inversión de más de US$ 500 millones, el abarcador proyecto turístico incluye varios hoteles boutique, un renovado campo de golf, villas en zonas de golf, villas Aman, un poblado de playa con restaurantes y tiendas, clubes ecuestres, de playa y tenis, entre otras ofertas y amenidades propias de un complejo de tal magnitud.

Laguna Gri-Gri

Localizada al final de la calle Duarte en el casco urbano de Río San Juan, la laguna debe su nombre al grupo de árboles gri-gri (Bucida buceras) que la bordea. El cuerpo de agua, en el que abundan los manglares, es uno de los lugares más famosos de la costa norte dominicana, sobre todo para los amantes del ecoturismo.

En el ecosistema de la zona predomina un bosque de manglares en el que se destacan el mangle rojo y el blanco, y una variada fauna de aves, entre ellas ciguas, garzas, pájaros bobos, tijeretas, auras, palomas y carraos, además de cangrejos y otras especies. La ensenada y el estuario que dan nombre a la laguna, así como las ciénagas y manantiales aledaños, la vegetación costera y las dunas, forman parte del Monumento Natural Laguna Gri-Gri, que comprende casi 17 km2.

Rio San Juan3

 Recorrer la laguna en bote es adentrarse en un laberinto de manglares de espectacular belleza. Al abandonar sus tranquilas aguas y llegar al mar –por un caño de un kilómetro de extensión–, el paseo continúa siendo excitante, ya que a la vista del viajero aparecerán escondidas y románticas ensenadas, y conocidas playas como Caletón, con sus farallones e islotes, hasta llegar a la cueva de Las Golondrinas, una recóndita gruta a la que es posible acceder por mar.

Gastronomía

Para disfrutar de la gastronomía en esta zona del país, existen varios restaurantes en el municipio Río San Juan y en el propio pueblo. Uno de ellos es “Las puertas del Paraíso”, ubicado bajo una palapa en el área de la piscina del hotel del mismo nombre. Ya sea mariscos y pescados frescos o un menú estrictamente vegetariano, la exquisitez de sus platos ha trascendido fronteras, y es una de las razones por las que alojarse en este complejo de 30 bungalós. Y por si fuera poco, las atenciones y la calidez de sus propietarios Lisbeth y Giovanni son inmejorables.

Próximo a la laguna Gri-Gri, se encuentra Estrella Restaurante. Es famoso por sus camarones de río, pero todos sus platos de la cocina dominicana e internacional merecen un ¡bravo!, al igual que la relación calidad-precio. También te recomendamos otros establecimientos como Café de París, La Table de Marianne y La Casona.

Rio San Juan5

Alojamiento

El auge de este polo turístico ha hecho que el número de habitaciones haya aumentado considerablemente y continúe en ascenso con nuevos proyectos. La más reciente opción, “Amanera”, abrió a finales de 2015. La propiedad de ultralujo de Aman Resorts consta de 30 casas para cuya construcción se emplearon materiales naturales y se incluyeron jardines verdes en los techos planos. Además de las excelentes condiciones de Playa Grande, el complejo dispone de “Club de playa”, bar al aire libre, bar de puros, restaurante, piscina curva, club infantil, gimnasio, biblioteca y el spa Aman.

Si eres amante del todo incluido, en esta zona de la costa norte se encuentra el emblemático Grand Bahía Príncipe San Juan, que luego de una importante remodelación reabrió sus puertas con nuevas amenidades. Cuenta con 548 habitaciones, cuatro piscinas, cinco restaurantes, nueve bares, spa, gimnasio, minigolf, discoteca y casino, parque acuático para niños, facilidades para convenciones y eventos y gran variedad de actividades deportivas. El abanico de opciones es amplio, así que tú decides si disfrutar de la tranquilidad y la relajación en una tumbona a la orilla del mar o si te sumas al abultado programa de entretenimiento.