Inicio Scientia TENDENCIAS de la moda de la relojería en el siglo XXI

TENDENCIAS de la moda de la relojería en el siglo XXI

Compartir
[ Publicidad ]

front-RELOJLas tendencias de la relojería en República Dominicana son una copia de las de Estados Unidos y Europa. Esta moda de lucir un reloj de mayor tamaño y terminados en oro y pieles preciosas son la tendencia de la actualidad. Al adquirir un reloj para tu muñeca es cuestión de gusto y tamaño, qué tanto quieres invertir y, sobre todo, hacia dónde se inclina tu mirada.

Si quieres conocer un poco más sobre el que llevas puesto, debes navegar un poco al pasado cuando usarlo era sinónimo de llevar un reloj de bolsillo. Luego de décadas de esta moda, en 1870, Abraham Luis Breguet, inventa el primer reloj de muñeca en Suiza destinado a Caroline Murat (Reina de Nápoles). En ese entonces, para los hombres, llevar un reloj en la muñeca era como usar falda. Un reloj de muñeca se consideraba como una joya femenina o hasta una moda que pronto se desvanecería. No fue hasta 1890, que los militares británicos y alemanes decidieron que llevar el reloj en la muñeca era más práctico y podían movilizarse con más efectividad. De esta novedad se beneficiaron grandes fábricas como Wilsdorf & Davis, hoy conocida como Rolex Watch Company.

RELOJ01Suiza siempre fue líder y prácticamente único fabricante de relojes, ya que la confección de las maquinarias era una labor compleja que llevaba meses, y en ocasiones años, para perfeccionar un sólo movimiento de reloj. Fue en 1963, luego que Hamilton USA lanza al mercado la primera maquinaria eléctrica, que Seiko perfecciona en ese mismo año, para lograr que el segmento de mercado de la relojería se ampliara masivamente y se tornara asequible al mercado global.

Este cambio permitió el surgimiento de nuevas marcas, nuevas casas y nuevos fabricantes, que han convertido el reloj de una herramienta para medir el tiempo, en una moda, en una tendencia, en un artículo que representa estatus y gusto de los consumidores fashionistas y aún de los conservadores de nuestros tiempos modernos. El mercado se dividió en relojes económicos y costosos; estos últimos fabricados con materiales de alto grado, los más económicos de metales menos preciosos e incluso plástico.

RELOJ02Transformación de los relojes de pulsera
En el siglo XXI surge la tendencia de llevar el reloj de muñeca a otros horizontes y se incrementa el tamaño de la esfera o caja del reloj; dos, y en ocasiones hasta tres, veces más grande de lo que se conocía anteriormente. Todo ocasionado por el estilo de los militares, que necesitaban tener números más legibles para medir el tiempo en la noche o volando a grandes alturas. Marcas suizas como Hublot, Audemars Piguet, y Panerai fueron pioneras en el movimiento del “oversize watch”.

Esta tendencia ocasionó el nacimiento de nuevas marcas y fabricantes seguidores de la moda y capaces de crear un reloj asequible para un blanco de público medio, pero que atraería la mirada para el consumidor de clase alta también, con énfasis en lo moderno y en el mercado cambiante que vivimos hoy.

Sabiendo que las máquinas de cuarzo o electrónicas hechas en Japón costaban una centésima parte de una fabricada en Suiza, era cuestión de cuantificar el costo de fabricar un reloj equivalente a los materiales y diseños de los suizos, pero con una maquinaria de mucho menor costo japonesa.

Y así surgieron marcas de rango medio, diseños innovadores, materiales grado A y máquinas a batería, que permiten mantener el precio a un nivel asequible para el consumidor que adquiere este tipo como su primer reloj. Pero el “boom” no termina ahí, se abre otro segmento de mercado gracias a la economía mundial, que es el del consumidor que ya tiene varios relojes costosos pero adquiere este tipo de reloj por moda y para uso diario o para una ocasión especial como practicar deportes, ir a la playa o combinar informalmente, luciendo así un artículo que parece de lujo a un menor costo.

Algunas de las marcas líderes en este mercado medio son: Orefici, TW Steel, Welder, Brera, entre otras. Esta estrategia las llevó al uso de materiales preciosos como oro, titanio, diamantes, zafiro, piel de cocodrilo, entre otras, mezclando estos componentes con movimientos y máquinas de menor costo, permitiendo mantener el precio más bajo de su producto final.

El mercado cambió por completo, el consumidor no tenía que invertir miles de dólares para lucir un reloj impresionante. Las marcas líderes y tradicionales pautaron el camino, y las nuevas lo hicieron posible para el mundo.

¿Cuál es tu perfil de compra de relojes?
Los compradores de relojes podemos clasificarlos en tres tipos generales:
El fashionista: Usualmente busca los últimos terminados en oro y diseños innovadores. No presta atención al mecanismo del reloj y su real uso. Está muy enfocado en la interminable moda cambiante del mundo hoy y por lo general es un potencial cliente de más de una sola pieza.

RELOJ03El connoisseur o conocedor: Sabe exactamente lo que quiere y lo que está adquiriendo. Busca la moda y diseño, al mismo tiempo que evalúa la maquinaria del reloj y la calidad de los componentes.

El conservador: El más complejo de todos, en mi opinión, pues aunque quiere adquirir un reloj que es contemporáneo, hizo su investigación y su decisión de compra final está 100% basada en factores como garantía, duración y reventa.

Al final todos somos una mezcla de los consumidores típicos. Siendo un entusiasta y representante de marcas de relojes en el país, para mí es imprescindible llevar un reloj puesto como parte de mi atuendo diario. Ya sean relojes de hombres, de mujer o unisex, el reloj pauta un acento de gusto, estatus y tradicionalidad que nos brinda esta herramienta que una vez fue sólo utilizada para medir el tiempo y hoy le sobran las facetas para su uso.

 

Por Lorenzo Vicens Scheidig
Administrador de empresas
Inversiones Vischeid / OROLOGI RD
lorenzo.vicens@oreficiwatches.com