Inicio Pulso Aldeas Infantiles SOS Dominicana: Una voz por la niñez y la adolescencia.

Aldeas Infantiles SOS Dominicana: Una voz por la niñez y la adolescencia.

Compartir
[ Publicidad ]

Desde que se instauró en el país hace 39 años, en 1979, Aldeas infantiles SOS ha realizado grandes aportes a la niñez y la adolescencia, que no solo se limitan al apoyo a la infancia, los adolescentes y jóvenes, sino que llega hasta sus familias, pues también desarrolla intervenciones vinculadas al desarrollo de capacidades en los núcleos familiares.

Durante todos estos años, Aldeas infantiles SOS Dominicana se ha convertido en uno de los aliados más importantes del ente rector de la infancia, el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (CONANI), al darle respuestas a sus solicitudes de acogida cuando así lo han requerido, todo esto con la realización de un trabajo tenaz, responsable y que demanda de grandes inversiones.

Logros palpables

Entre los tantos logros de la entidad
se encuentran egresados con una profesión u oficio con acceso a una vida digna, familias capacitadas para la promoción de entornos de protección, alianzas con el Estado para el desarrollo de trabajos en comunidades vulnerables (dirigidos a niños de primera infancia), y trabajo con redes comunitarias como juntas de vecinos y organizaciones de base comunitaria.

Según José Luis Benavides, director nacional y  representante legal de Aldeas Infantiles SOS Dominicana, en estas casi dos décadas se ha ofrecido cuidado a más de cinco generaciones, más de 4.000 niños que han sido egresados de los programas de acogimiento. “En intervenciones con las comunidades hemos alcanzado 4.748 adultos y 3.373 niños y adolescentes que viven en entornos comunitarios vulnerables de Monte Plata, Barahona,
San Pedro de Macorís, San Cristóbal
y Boca Chica”.

#SíMeImportan

En la actualidad Aldeas infantiles SOS lleva a cabo la campaña #SíMeImportan en 19 países de la región, incluida República Dominicana. El objetivo es unir fuerzas para alzar la voz sobre la importancia de que todos los niños puedan crecer en una familia que los proteja y cuide, y busca movilizar a las personas y empresas a tomar acción en este noble propósito.

“#SíMeImportan es el compromiso que la organización propone a la sociedad en su conjunto: que digamos que nos importan los niños que no crecen en una familia protectora; que alcemos la voz para decir que todo niño debe vivir en una familia que los cuide… Las personas pueden sumarse a la campaña utilizando el hashtag #SíMeImportan en las redes sociales y dejando su firma en www.simeimportan.org”, explica José Luis.

Intervenciones formativas

Las intervenciones de Aldeas contribuyen a fortalecer el cuidado de los jóvenes y mejorar sus oportunidades de obtención de empleo. Los programas de capacitación incluyen el desarrollo de destrezas técnicas y habilidades sociales que les permitan alcanzar un proyecto de vida realista enfocado en la vida autosuficiente.

“En el marco de nuestra estrategia mundial se espera que para 2030 el 95 % de los jóvenes participantes en nuestros programas tenga un progreso satisfactorio en la educación y que el 90 % de esa cifra sea autosuficiente al momento de salir de los programas. El mayor énfasis está en el desarrollo de habilidades tecnológicas e idiomáticas, para lo que la organización se esfuerza en hacer las inversiones necesarias”, puntualiza José Luis y agrega que el proceso de inserción laboral tiene un seguimiento en el que interviene un equipo técnico de colaboradores que a su vez se apoya en trabajadoras sociales.

Salud sexual y reproductiva

El tema de la educación sexual siempre ha generado opiniones encontradas en las sociedades de los Estados no laicos, como es el caso de República Dominicana. “Como organización no nos asociamos ni promovemos ninguna religión en particular. Nuestras intervenciones promueven la educación en temas de salud sexual y reproductiva, dado que 57 % de la población con la que trabajamos está compuesta por adolescentes y jóvenes. Por tanto, si pretendemos llevar a estos a alcanzar un proyecto de vida saludable, es necesario que conozcan las implicaciones de practicar conductas sexuales de riesgo”, explica José Luis Benavides.