Inicio Sin categoría BOHIO 222

BOHIO 222

Compartir
[ Publicidad ]

…Seguimos buscando la luz al final del túnel


Desde la OMT recibimos la noticia de que el portal Jobs Factory (Fábrica de Empleos), impulsado por Hosco, la red profesional del sector de hostelería y turismo, ayudará a las empresas y organizaciones turísticas a encontrar y contratar a los mejores talentos. Todo lo que sume a la recuperación de nuestro sector es bienvenido. Ha sido un año y cuatro meses de lucha constante para los involucrados en el turismo, un pilar fundamental en la economía de muchos países, en especial el nuestro. 


A tono con esa suma, nuestro amigo Joan García, director de MILK Publicidad, nos colabora con un artículo que nos hace reflexionar sobre el MTB enduro, un deporte que de explotarse con propiedad por las autoridades correspondientes podría convertirse en un nuevo nicho para la oferta turística dominicana. Condiciones climáticas y trillos en entornos paradisíacos nos sobran; tenemos todas las de ganar.


En la propuesta de destino internacional, nada mejor que un crucero por el Misisipi para visitar los lugares en los que transcurrió parte de la vida de Mark Twain y donde encontró inspiración para sus célebres personajes de Tom Sawyer o Huckleberry Finn. Otras opciones las traemos en las escapadas, esta vez dedicadas al turismo nuclear, esa modalidad que para algunos significa morbo y para otros, simple curiosidad.


Para quienes siempre quieren lucir bien y a la moda en sus viajes, en la sección Tras bambalinas les describimos la función del estilista para vacaciones, con el que dirán adiós a la preocupación de qué vestir cuando lleguen a su destino. Y si de escapadas locales se trata, no dejen de leer sobre el biohotel Chalet Tropical, en Las Galeras, Samaná, un paraíso ideado por una italiana que hizo de nuestro país su lugar permanente de residencia. 

[ Publicidad ]


Y aunque la portada es por lo general el primer tópico al que me refiero en mi editorial, no por dejarla para el final –como en esta ocasión– es menos importante. Agradezco al talentoso Daniel Harel por compartirnos su visión del mundo desde la fotografía y hacernos cómplices de sus planes y anécdotas. Él es de esos extranjeros que llegan a nuestro país y se convierten en un dominicano más, que sienten y padecen nuestras dificultades y celebran y valoran nuestra esencia y lo que nos identifica.  
Como siempre, la cita es en la próxima edición, para la cual volvemos con nuevos y apasionantes temas.


¡Un abrazo!

Compartir
Artículo anteriorBOHIO 221
Artículo siguienteBOHIO 221