Inicio Por Dentro El mundo más allá de la televisión por cable

El mundo más allá de la televisión por cable

Compartir
front-montas
[ Publicidad ]

Alejandro Montás entró al mundo de la televisión por parábolas hace poco más de diez años, cuando instaló ese sistema en su casa. En aquel tiempo la señal era “pirateada”, lo que generaba una serie de irregularidades y dificultades, como la pérdida de la señal, tener que reprogramar la tarjeta, etc.

De ahí que decidió investigar cómo traer el servicio de manera que el cliente lo pudiera pagar para disfrutar de una programación estable y sin las debilidades que supone la piratería.

Hizo contacto con un distribuidor autorizado en el extranjero, que le suministró un equipo y de inmediato lo instaló. “Un tío mío, que tiene una banca de apuestas, me preguntó un día por qué yo podía ver la parábola y él no tenía señal en su negocio. También veía que mi papá disfrutaba de los juegos de pelota. Le expliqué que le podía conseguir los equipos necesarios y así se me acercaron otros propietarios de bancas”, nos cuenta en entrevista exclusiva. La compañía que fundó, TEK-7 Consulting, se dedica al área de tecnología, satélites, servicios de internet y de comunicación de datos vía satélite. Con ella les da servicio a diferentes empresas en el país y en el área del Caribe, muchas de ellas del sector turismo.

BOHÍO: ¿Cómo está el mercado de las parábolas en República Dominicana? ¿Cuál es el porcentaje en los sectores comercial y doméstico como servicio adicional o sustituto del servicio básico de cable?
Alejandro Montás: El porcentaje en República Dominicana es bajo, pues el servicio de parábolas no es muy asequible, los precios son relativamente elevados, comparados con las ofertas de las compañías de cable local. Estaríamos hablando de un 10% del mercado que está usando el servicio. Existen proveedores locales que ofrecen servicios básicos por parábolas, con una programación muy limitada y de precio razonable, con un contenido similar al del cable de las grandes empresas pero en un paquete básico.

B: ¿Cuáles son las ventajas de las parábolas cuando en el mundo tiene mayor auge la televisión satelital?
AM: Si vives en una zona rural, donde no tienes acceso a esa tecnología, te ponen una parábola para captar los canales básicos. Los satélites, en cambio, no tienen límites; solo necesitas clara visión al cielo. La tecnología ha evolucionado. Anteriormente se utilizaban parábolas enormes, gigantes, las llamadas análogas. Con el auge de la tecnología satelital eso cambió. A esas parábolas análogas se las denominaba Banda C. Las digitales, que trasmiten en banda Ku, ofrecen mejor sonido e imagen y funcionan con solo una antena de 1,20 m (4 pies).
Antes se requería invertir alrededor de unos RD$ 150.000 para poder tener un sistema de parábolas en casa. Se hacía la inversión y se pagaba un costo mensual por el paquete de programación. A ese proveedor que te ofrece el servicio satelital, tienes que pagarle la programación, pero los equipos tienen un costo muy elevado. Sin embargo, como eso ya ha cambiado, esas parábolas pequeñas se incluyen en el paquete del servicio y solo tienes que pagar la mensualidad, pues los costos se han minimizado de manera abismal. Un proveedor puede cobrar por un paquete completo algunos 80 o 90 dólares y te incluye toda la programación.

parabolaB: ¿Y la fibra óptica?
AM: La fibra óptica es una forma de poder llevar internet hasta las casas por una señal de luz, sin utilizar la señal del teléfono. Antes estaban los modem análogos que se conectaban al teléfono, luego llegó el ADSL, que utiliza la señal telefónica pero de una manera más eficaz. La fibra óptica permite trasmitir datos de una manera prácticamente infalible, no tiene ningún tipo de pérdida, puede tener velocidades de hasta 100 megas, sin desperdicios. Con ADSL, que es lo que estamos acostumbrados a ver, mientras más velocidad, “más ruido en la línea”, y puede caerse la trasmisión, o sea, hay pérdida.


B: Independientemente de que tu negocio es dar el servicio de los paquetes que incluyen la parábola, ¿cuál es el mejor paquete u opción que le puedes ofrecer al profesional que lee esta revista?

AM: Todo depende del gusto del cliente. Hay personas a las que no les interesa la programación local, desafortunadamente, y prefieren la norteamericana. En ese caso puede instalar el servicio de parábola y obviar el proveedor de cable local. Muchas personas tienen ambos servicios porque quieren ver las dos programaciones, local y extranjera. El servicio de parábolas tiene una pequeña limitante en el país: cuando eliges la programación de Norteamérica no tienes opción de ver la que está destinada a Latinoamérica. Pero si te interesan ambos servicios, puedes optar por un plan básico de cable y un plan full de sistema de parábolas.

B: Hace unos diez años hablar de tener un servicio de parábola era hablar de que el mercado existente, casi en un 100%, la tenía pirateada, utilizaba las famosas “tarjetas”. ¿Qué tanto se ha regulado eso y cuán beneficioso ha sido para el mercado?
AM: La piratería persiste y no sabemos hasta cuándo, pero sabemos que es inestable. La piratería te puede funcionar hoy, y puede que mañana no; incluso es posible que te quedes sin utilizar tu servicio durante una semana, un mes o hasta seis meses. Ahora bien, también está el servicio pagado, que consiste en una suscripción a un representante en Estados Unidos, que trae los equipos autorizados. Mientras se esté pagando el equipo, siempre vas a estar viendo televisión, sin interrupción de ningún tipo.

parabola2B: ¿De qué precio hablamos para un paquete promedio de los que tu compañía ofrece?
AM: Con 60 dólares mensuales tienes de 250 a 300 canales de televisión. La diferencia es enorme si lo comparas con los canales incluidos en el servicio básico de cable de cualquier compañía.

B: ¿Y la inversión en hardware?
AM: Si un cliente me dice que necesita la programación italiana, por ejemplo, eso conlleva otro hardware y otro LNB (Low Noise Block o Bloque de Bajo Ruido), que es lo que capta la frecuencia del satélite para trasmitírsela al receptor. Entonces depende de lo que quiera el usuario. El paquete básico de Norteamérica, sin otros servicios adicionales, ronda los RD$12.000.

B: ¿Cómo se manejan los hoteles con ese servicio?
AM: Precisamente nuestros clientes internacionales son los hoteles. Ellos exigen programación en otro idioma distinto al inglés, puesto que sus usuarios son turistas que muchas veces desean ver programas en su idioma, y la única forma de conseguir esa programación es solo a través de un sistema de parábolas. A los proveedores de cable locales no les es rentable tener esos canales en su programación ya que la tarifa que tienen que pagar por canal es muy alta.

B: ¿Sigue en auge el sistema de Pay Per View?
AM: Es la mejor alternativa para ver una programación bien actual. Las peleas de boxeo, con los deportistas más relevantes, pueden costar US$60 con esta modalidad, mientras la premier de una película es alrededor de US$3,99.

B: ¿Cuál es el futuro de las parábolas?
AM: La parábola va a desaparecer cuando hablamos de televisión porque los costos son muy elevados. Cuando haya internet en todas partes, y sea una red inalámbrica, tendrás acceso a ella sin ningún tipo de inconvenientes. Y para llegar a eso no falta mucho. Tendrás acceso a la televisión por internet, que ya se conoce como la tecnología IPTV. Internet ha ido cambiando poco a poco. Ya tenemos velocidad y precios asequibles y en muchas partes del territorio dominicano.

B: ¿Tienes clientes fuera de República Dominicana?
AM: Mi compañía tiene una asociación con un estadounidense que vende la licencia para la trasmisión de canales y es a través de esa persona que he podido captar clientes fuera de República Dominicana. Son clientes que no necesitan el servicio para verlo en sus casas, sino para retrasmitirlo tal cual lo hace una compañía de cable que vende lo que recibe. La licencia en sí la vende mi socio, yo comercializo el hardware para captar la señal.