Inicio Pulso Fundación Audionet para que República Dominicana pueda oir.

Fundación Audionet para que República Dominicana pueda oir.

Compartir
[ Publicidad ]

La Fundación AudioNet es un proyecto de familia que surge a partir de una experiencia personal de sus creadores Antonio Esteban Molinari y Samantha Canals. Su hijo mayor, David, es sordo de nacimiento, lo que supuso para esta pareja salvar no pocos obstáculos. David nació en 1999, en 2002 Antonio y Samantha donaron el primer par de audífonos y tres años más tarde se constituyó la Fundación AudioNet. El resto de la familia también es parte de este loable proyecto.

“Con su apoyo, nuestros padres y hermanos nos han hecho ver que no hay camino imposible, por difícil que parezca”, puntualiza Antonio y menciona los comienzos humildes de la fundación. “El primer año donamos menos de 40 audífonos, ¡con mucho esfuerzo y sacrificio! Cuando Starkey Hearing Foundation me llamó para dirigir los esfuerzos de la fundación en República Dominicana, no dudé en contestar: ‘¡Claro que sí!’”.

Starkey Hearing Foundation

AudioNet es el socio local de Starkey Hearing Foundation, una alianza que le ha permitido servir a alrededor de 22.000 dominicanos con pérdida auditiva discapacitante. El apoyo a la comunidad de personas sordas del país consiste en ofrecerles servicios de evaluación, donación de audífonos, capacitación y seguimiento continuo, que incluye todas las reparaciones y las baterías para operarlos.

Una vez reciben sus audífonos, durante el primer año de la donación AudioNet los llama tres veces para conocer la condición del equipo. Así pueden reportar cómo les va y cómo ha mejorado su calidad de vida. Si es necesario, reciben servicio en persona, una vez a la semana en Santo Domingo y una vez al mes en Santiago. Estos servicios son gratuitos y no tienen fecha de vencimiento. “El sector que servimos es un sector muchas veces marginado y olvidado. Los niños con pérdida auditiva son los más afectados, y sin acceso a la educación su futuro es incierto. Comparados con niños oyentes, ellos son más susceptibles a quedar analfabetos y por debajo de la línea de pobreza”, señala Samantha.

Cómo acceder a la fundación

Cuando una persona o los padres de un niño dudan de la audición o confirman que tienen una pérdida de audición, solo deben acercarse a las oficinas de la fundación y hacer una solicitud formal que se completa con los siguientes documentos: una carta dirigida a AudioNet que explique su caso e incluya números de contacto; copia de cédula o acta de nacimiento del paciente; y copia del resultado que lo identifica como persona con pérdida de audición. Si la persona todavía no se ha realizado un estudio, la fundación se lo hace a muy bajo costo. Una vez tenga estos documentos, el solicitante debe entregarlos personalmente en una cita que programa llamando a los números 829-637-1430 y 829-645-7615. Esta entrega puede hacerse en las oficinas de AudioNet en Santo Domingo (Hermanos Deligne, 6, Gazcue), o en Santiago durante uno de los operativos de servicios mensuales que la fundación lleva a cabo en la sede de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM).

Cifras que hablan por sí solas

fundAudionet2Hasta la fecha, Starkey Hearing Foundation ha realizado 13 “Misiones auditivas” de donaciones de audífonos en el país, con las que se han beneficiando más de 22.000 dominicanos. AudioNet ha participado en 12 de estas misiones y ha sido responsable de la organización y realización de las últimas cinco. Las misiones son anuales y para su realización se organizan operativos de captación de pacientes en todo el país.

El equipo de AudioNet ha realizado más de 100 operativos de identificación de personas con pérdida auditiva en todo el territorio nacional, lo cual hace justicia al eslogan de la fundación: “Para que República Dominicana pueda oír”. Para que los operativos y las misiones sean posibles, estos misioneros de paz y esperanza se apoyan en un gran cuerpo de voluntarios, de múltiples fuentes, personas que donan su tiempo para el beneficio de los dominicanos con discapacidad auditiva.

“Este año tuvimos más de 300 voluntarios y la mayoría quiere repetir. Todos reciben su certificado de participación. Tenemos desde encargados de la limpieza de una empresa hasta altos ejecutivos de instituciones bancarias. Ellos se han identificado con nuestro mensaje de esperanza y confraternidad. Juntos creamos una pequeña isla de paz y unidad con el fin de eliminar barreras y conflictos”, puntualiza Antonio.

Con la labor de AudioNet no solo se benefician las personas de escasos recursos con problemas auditivos, también los patrocinadores le sacan provecho mercadológico de buena voluntad. “Por ponerte un ejemplo, Planeta Azul nos regala toda el agua para los operativos, y Coca Cola nos provee de sus productos, hielo…, de manera que no pasamos sed durante esas jornadas. Son alianzas que valoramos sobre manera”, expresa Antonio.

El milagro de escuchar

Para AudioNet, cada sonrisa de los beneficiados es un regalo de Dios. “Cuando descubrimos que nuestro hijo no escuchaba, sentimos que el mundo se nos venía encima. Cuando podemos ser el vehículo para que un niño pueda mejorar su audición, nos sentimos dichosos y sabemos el alivio que representa para sus padres. Cada persona que nos dice cómo ha mejorado su vida porque con sus audífonos pueden escuchar, es una confirmación de que estamos haciendo un buen trabajo. Pretendemos seguir con esta labor mientras fuerzas tengamos”.
Según Samantha, la fundación está habilitada legalmente para recibir donaciones y proveer al donante la documentación necesaria. “Sin embargo, actualmente el 95% de los fondos que se requieren para esta labor los provee AudioNet a través de la adaptación de los audífonos más avanzados y discretos, hasta totalmente invisibles, en el mercado; y de Starkey Hearing Foundation, que suple los audífonos, sus reparaciones y todo lo necesario para el funcionamiento de los equipos que se donan”.