Inicio Pulso ¿Lugares con nombres impronunciables? Vamos a visitarlos

¿Lugares con nombres impronunciables? Vamos a visitarlos

Compartir
[ Publicidad ]

Por más que nos esforcemos, parecen nombres kilométricos e impronunciables, que posiblemente no quepan ni en el GPS… Pero así se llaman estos lugares que han logrado su fama por sus complicados topónimos. No es de extrañar que la mayoría de los turistas retrate el cartel del pueblo, lago, de la colina o plaza de tan singular nombre. Una duda, ¿cuál será el gentilicio de esos sitios? Mejor ni preguntar. 

Taumatawhakatangihangakoauauotamateaturipukakapikimaungahoronukupokaiwhenuakitanatahu
Nueva Zelanda

Con sus 85 letras, esta colina localizada en la isla Norte de Nueva Zelanda se ganó la entrada al Libro Guinness de los Récords por ser el sitio del planeta con el nombre más largo. Para la cultura maorí –aproximadamente el 14 % de la población del país–, el nombre hace honor a un valiente guerrero. “La cima donde Tamatea, el hombre de grandes rodillas, el escalador de montañas, el devorador de tierra, el viajero incansable, tocó su flauta para un ser querido”, podría ser la traducción. No se preocupe, si dice “Tamatea”, todos le entenderán. 

Tweebuffelsmeteenskootmorsdoodgeskietfontein
Sudáfrica

A 160 kilómetros de Johannesburgo, ciudad más poblada de Sudáfrica, se encuentra una pequeña localidad cuyo nombre significa “el río donde dos búfalos fueron asesinados con una sola bala”. El curioso topónimo, de 44 letras, está en afrikáans, lengua germánica derivada del neerlandés medio, que se habla en Sudáfrica y Namibia y en algunas regiones de Botsuana. Para asegurar la inmortalidad del lugar, el cantautor local Anton Goosen le dedicó una canción que lleva el mismo nombre. Escúchela en Spotify o Youtube, su ritmo es contagioso.

Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch
Gales, Reino Unido

Al noroeste de la costa de Gales, en el Reino Unido, se halla la isla de Anglesey, donde se localiza este poblado, específicamente sobre el estrecho de Menai. La idea de llamarlo así data de 1860 y se le ocurrió a un zapatero que quería incluir en tan extenso nombre de 58 caracteres los principales atractivos del lugar. Si lo fuéramos a traducir literalmente del galés, quedaría de esta manera: “Iglesia de Santa María en el hueco del avellano blanco cerca del remolino rápido y la iglesia de San Tisilo cerca de la gruta roja”.

Chargoggagoggmanchauggagoggchaubunagungamaugg
Massachusetts, Estados Unidos 

En los años 20 del siglo pasado el periodista Lawrence J. Daly publicó en The Webster Times su supuesto significado: “Tú pescas en tu lado, yo pesco en mi lado y nadie pesca en el medio”. Sin embargo, años después el historiador local, Paul Macek, reveló que el verdadero significado es: “Ingleses armados con cuchillos e indios nipmuck en el límite o lugar neutral de pesca”. El lago en cuestión, en las inmediaciones del pueblo de Webster, en Massachusetts, es un atractivo destino en verano para remar y pasar un día en contacto con la naturaleza.

Nuevo San Juan Parangaricutiro
Michoacán, México

No es muy difícil de pronunciar pero lo incluimos por el trabalenguas que de él se deriva. “El pueblo de Parangaricutirimícuaro se va a desparangaricutirimicuarizar. Quien logre desparangaricutirimicuarizarlo gran desparangaricutirimicuarizador será”. El 20 de febrero de 1943 nació el volcán Paricutín, el más joven del continente americano, y sepultó al pueblo de Paricutín –al que debe su nombre–, que quedó muy cerca del cráter, y San Juan Parangaricutiro. El primer día el volcán se levantó 30 metros, al mes medía 148 y su altura actual es de 424 metros.n