Inicio Por Dentro Sánchez: entre cultura, sabor y joyas victorianas

Sánchez: entre cultura, sabor y joyas victorianas

Compartir
[ Publicidad ]popular

Sánchez es el tercer municipio de mayor relevancia de la provincia de Samaná. Desde su creación fue conocido como “Las Cañitas” hasta 1888, cuando fue elevado a categoría de municipio y se le otorgó el nombre que lleva hoy en honor a Francisco del Rosario Sánchez, uno de los padres fundadores de República Dominicana.

Antes del gobierno de Rafael Leónidas Trujillo, este pueblo de pescadores, localizado en la costa suroeste de la península de Samaná, contaba con uno de los dos puertos marítimos de mayor importancia en el litoral atlántico dominicano –luego de Puerto Plata–, y poseía un ferrocarril de carga y pasajeros que lo unía con ciudades como Moca y San Francisco de Macorís, en su recorrido final hacia Concepción de La Vega, lo cual generó en ese entonces un gran desarrollo económico, político y social.

Si bien gran parte de la península de Samaná posee hoteles y complejos turísticos, este rinconcito aún permanece relativamente alejado de los servicios de alojamiento, a excepción de algunos pequeños hoteles de ciudad y casas de huéspedes; sin embargo, emite una sensación de autenticidad al ofrecer más que sol, playa y arena.

¿Qué hacer en Sánchez?
A pesar de su puerto inactivo y su ferrocarril desaparecido en 1966, la localidad aún conserva un alto potencial turístico, histórico y cultural. La riqueza de su arquitectura muestra los momentos de gloria vividos por sus munícipes. En un recorrido por sus principales vías, por ejemplo la calle Libertad, como parte de la ruta victoriana, puedes apreciar y fotografiar las centenarias casonas de madera, entre las que sobresale la residencia que perteneciera a doña Trina de Moya, autora del “Himno a las Madres”, y otras importantes edificaciones y monumentos de antaño, como la iglesia Nuestra Señora de Lourdes.

Por su adecuada ubicación, Sánchez es el punto de partida por excelencia para zarpar en excursión hacia el Parque Nacional Manglares del Bajo Yuna y el Parque Nacional Los Haitises, una zona mágica compuesta de montañas rocosas, manglares y grutas, un espacio ideal para los amantes del ecoturismo o turismo de aventura. Sin dudas, enriquecerás el alma mientras te adentras en sus cuevas y revives escenas de películas grabadas aquí, como Piratas del Caribe.

Y por supuesto, como buen destino caribeño no pueden faltar sus balnearios. Los más populares son playa Las Garitas, de aspecto virgen, ubicada a menos de 10 minutos del centro de la ciudad, y la piscina natural de agua dulce La Fuente, espacio de esparcimiento predilecto por la laboriosa gente de esta región.

Gastronomía sanchera
Todo Sánchez puede alardear de tener una rica oferta culinaria marina. No en vano se le conoce como una de las principales zonas productoras de mariscos del país, por lo que en tu visita debes degustar sus platos típicos, entre ellos el famoso centollo sanchero, el pescado frito con coco acompañado de moro de guandules con coco, o aquellos elaborados a base de los singulares camarones de la zona y masa de cangrejo.

Un evento que destaca la relevancia histórica de Sánchez es el Festival del Marisco Ripiao, que en 2017 celebró su cuarta edición. El evento se centra en el rescate de la identidad culinaria local y de la cultura musical de esta región – como el Perico Ripiao –, y hace un llamado a la conservación de los recursos marinos de la bahía de Samaná. Este año el festival coincidió con las celebraciones por el 128 aniversario de la fundación de la ciudad de Sánchez.

 

Elín Capellán