Inicio Por Dentro Siete artes

Siete artes

Compartir
[ Publicidad ]
Una película
‘Gran Hotel Budapest’, de Wes Anderson. El responsable de que Tenenbaum sea el neologismo básico en el concepto de familia disfuncional vuelve a la carga con esta bizarra historia protagonizada por Ralph Fiennes, muy alejado de sus papeles habituales, y de cuya vis cómica se sirve el filme para contar con éxito la historia de Gustave H, un singular responsable del servicio en el hotel Budapest, que tiene a gala encandilar acaudaladas damas con un espíritu muy ”deportivo”.

La trama se complicará cuando una de ellas decida incluirle en su testamento con un presente muy especial: una pintura de incalculable valor. En el reparto hay presencias ilustres como F. Murray Abraham (que este año celebra el trigésimo aniversario de su Óscar al mejor actor por el inolvidable Salieri de “Amadeus”), Adrien Brody, Willem Dafoe, Jeff Goldblum, Jude Law, Harvey Keitel, Edward Norton, Jason Schwartzmann, Bill Murray, uno de los actores favoritos de Anderson. Entre las damas brilla Lea Seydoux, la actriz del año en Europa gracias a “La vida de Adele”, Saoirse Ronan y la maravillosa Tilda Swinton. 
un-cd-musica
Un disco
‘Going Back Home’, de Wilko 
Johnson y Roger Daltrey.  Al líder de los icónicos Dr. Feelgood le diagnosticaron hace año y medio un cáncer de páncreas en fase terminal. Le daban apenas seis o siete meses de vida, pero tras muchas despedidas ha tenido tiempo de grabar este álbum junto al vocalista de The Who, a quien admiraba desde que formase su propio grupo en 1971. Wilko, de 66 años, ha superado momentáneamente a la muerte gracias a este caudal de vitalidad que suponen los once temas del álbum, diez de los cuales reviven los mejores episodios de la carrera de Dr. Feelgood. Su actitud positiva y una fortaleza de ánimo encomiable han colaborado, sin duda, a la consecución de esta empresa postrera en su trayectoria musical. La producción corrió a cargo de Dave Eringa, y los Blockheads (su banda en los directos) también estuvieron dando el apoyo requerido: Norman Watt-Roy al bajo y Dylan Howe a la batería, con el teclista de Dexys Mick Talbot como añadido de lujo.
 
un-libro
Un libro
‘Yo soy tu padre’, de Jorge Vesterra.  La lectura de los primeros párrafos de este libro sirve para salir de cualquier duda planteada por el llamativo titular: Vesterra es un sabio. La tarea de aprender a comunicarse con sus potencialmente inadaptados vástagos no debe ser simple ejercicio de concesión, un paso por el aro de la racionalidad y las buenas costumbres. La idea es crear una zona de fricción de usos y costumbres, que no subordine al padre a la tiranía de dinosaurios morados y canciones idiotizantes. ¿Quién no ha soñado con criar a un ninja y una espía? El autor propone la alienación pacífica de los pequeños en una clave diferente, que les introduzca directamente en los parámetros vitales de sus padres. La obra es un catálogo de herramientas y técnicas, desde las más sencillas a las más rastreras, que permitirán un doble goce: comprobar que tus niños no se atontan al compás general y, aún más importante, reírte de tus colegas lobotomizados por los programas infantiles más absurdos y las tonadillas estúpidas que hablan a los niños con onomatopeyas oligofrénicas. Tus hijos serán Luke, Leia, Nikita, Spock, Poison Ivy e incluso Vader u Octopus… y tú serás feliz.

serie-tv
Una serie de televisión
‘True detective’. Una sola temporada de ocho capítulos ha bastado a todo el planeta para adorar esta trama ideada por Nic Pizzolato, un nativo de New Orleans que creció en Lousiana. Allí ha situado la acción de esta serie que narra la persecución que hacen dos detectives de un asesino en serie a lo largo de diecisiete años. En cabeza del reparto se hallan dos intérpretes en estado de gracia, empezando por el actor de moda en Hollywood, Matthew McConaughey. El sempiterno galán de comedia romántica ha dejado paso a un intérprete absoluto que borda cada papel que acomete, desde el genial 
secundario del ‘Lobo de Wall Street” de Scorsese al protagónico que le ha valido un Óscar este año, el de enfermo de sida en “Dallas Buyers’ Club”. Entre los personajes secundarios destacan la siempre eficaz Michelle Monaghan y la bellísima Alexandra Daddario, presente en los dos filmes de la saga Percy Jackson.

escapada
Una escapada
Londres. La capital británica es el hervidero de actividad por excelencia en Europa. Además de las visitas de rigor (Buckingham Palace, Hyde Park, Piccadilly, Notting Hill, London Bridge, London Eye, Big Ben, Covent Garden) vale la pena perderse por sus calles e ir descubriendo la magnificencia de una urbe que rezuma historia y elegancia por todos los poros. Para comprar, por ejemplo, nada como Spitalfields, el mercadillo más ‘fancy’ de la ciudad, aunque si se prefiere el bullicio y los precios accesibles, el destino claro es Camden. Si se quiere experimentar el fervor de los aficionados ingleses en un buen partido de fútbol, la capital tiene un montón de clubes en la máxima división, desde los punteros Chelsea, Arsenal o Tottenham a los más modestos Fulham, West Ham, Crystal Palace o Aston Villa. La música en directo tiene mil y un templos que refugian a estrellas de siempre junto a los mejores talentos emergentes, y el West End las obras de teatro más valoradas.    
 
regalo
Un regalo
Cards Against Humanity. El juego número uno en ventas de Amazon es una especie de herramienta para desenmascarar la verdadera personalidad de tus amigos en una fiesta. Las reglas son simples: en el juego hay cartas blancas y negras. Un jugador tiene una tarjeta negra, que o bien es una pregunta o bien es una frase con huecos a rellenar, y el resto de jugadores tiene 10 tarjetas blancas, que deberán ser usadas para responder a la tarjeta negra. Cada jugador propone su respuesta con la tarjeta blanca de manera anónima (se apilan en un montón), y el que tiene la tarjeta negra elegirá su favorita sin saber quién la ha puesto. El ganador se queda la tarjeta negra de la pregunta o frase, se saca otra, todo el mundo coge cartas blancas hasta tener nuevamente diez, y a por otra ronda. Se puede jugar por horas: normalmente se marca un tope de cartas negras para designar al ganador. El juego es una locura en Estados Unidos: hay versión en español y se van actualizando mazos de nuevas cartas, tanto por los fabricantes como por sugerencias de los jugadores. No apto para susceptibles: las frases resultantes pueden ser subidas de tono…

un-arco
Un deporte
Tiro con arco. No lo nieguen: todos ustedes se enamoraron de este deporte con los muñequitos de Robin Hood. Pocas especialidades olímpicas tienen el magnetismo de este deporte que pueden practicar con idéntico tino atletas jóvenes y veteranos, flacos y obesos. Lo básico es tener buen pulso, ojo de águila, práctica acumulada, valor y templanza, para valorar todos los condicionantes: distancia, viento, tensión en el arco… En República Dominicana se espera un repunte de esta especialidad tras la copa del mundo celebrada en el país en 2008, con los 200 mejores arqueros del mundo. Al evento acudieron Baljinima Tsyrempilov, número uno entonces el ranking mundial; Alan Wills, de Gran Bretaña, el tercero; Cheng Pang Wand, de China Taipei, quien ocupaba la cuarta casilla en el ranking, y el salvadoreño Jorge Jiménez, número dos del mundo en arco compuesto. En Dominicana, el joven Paris Goico y Lya Solano figuran de primer orden en el concierto mundial de promesas.