Inicio Escapadas México lindo, querido, inabarcable

México lindo, querido, inabarcable

Compartir
[ Publicidad ]

Ante un país tan extenso como México nos vemos en la disyuntiva de no saber por dónde empezar a la hora de explorarlo. Aún con el tiempo a nuestro favor sería imposible abarcar en un solo viaje sus asombrosos destinos y lugares de interés cultural, histórico y turístico. Para dejarnos envolver por su magia, qué mejor que familiarizarnos desde ya con la riqueza y los encantos de una de las naciones más sorprendentes. Acompáñenme por este recorrido y coloquen en agenda los puntos de la geografía mexicana que más les llamen la atención.

Ciudad de México

Conocida anteriormente como Distrito Federal, la Ciudad de México, localizada en el Valle de México y a más de 2.000 m.s.n.m., es una de las capitales más pobladas del planeta y la más populosa del mundo hispanoamericano. Un buen sitio para emprender nuestra ruta es el centro histórico.

En “El Zócalo”, como le llaman a la Plaza de la Constitución, radica el corazón de la capital mexicana. Siempre en constante actividad, es escenario de tradiciones y muestras de la cultura local. No le extrañe ver coloridas representaciones que recuerdan la historia de los aztecas. La Catedral metropolitana, cuya construcción tardó más de 200 años en completarse, se alza imponente para mostrar en todo su esplendor su arquitectura colonial.

A pocos pasos se encuentra el Museo del Templo Mayor, que exhibe vestigios de los mexicas, antiguos habitantes de Tenochtitlán, ciudad construida en el siglo XIV en una isla en el Lago Texcoco, sobre la que los conquistadores españoles erigieron la Ciudad de México. Sus salas de exposición revelan apasionantes detalles sobre los ritos y las costumbres de esta etnia; la pieza estelar es la escultura circular que representa a la diosa lunar Coyolxauhqui.

Otros puntos de interés en el centro histórico son el Palacio Nacional, el Palacio de Bellas Artes, el Museo Nacional de Arte, la Iglesia de Santo Domingo, el Palacio Postal y el Museo del Estanquillo. En las calles aledañas abundan tiendas, restaurantes y hoteles. Entre las variadas opciones gastronómicas figura “La Casa de los Azulejos”, que aunque pertenece a la famosa cadena Sanborns, sobresale por su enigmática arquitectura y por ser un sitio lleno de leyendas de condes y personajes de la vida nacional.

Si es amante del arte, además de los museos antes citados, no puede dejar de visitar el Museo Casa Frida Kahlo (La Casa Azul), en Coyoacán, uno de los vecindarios más pintorescos y antiguos de Ciudad de México. Para conocer más de la trascendental pintora, incluya en su recorrido una visita al Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo –en la Colonia San Ángel–, una de las primeras edificaciones funcionalistas de Latinoamérica.

El colorido ambiente de Xochimilco, al sur de la capital mexicana, le cautivará de inmediato. Un paseo por los canales en trajinera, embarcación típica y con nombre de mujer, es indispensable para conocer la cultura y la idiosincrasia de esta apasionante zona. Decoradas con flores y vibrantes colores, subirse a una trajinera es una experiencia para vivir y disfrutar, sobre todo si incluye mariachis o si es después de las 8:00 p. m., cuando se representan espectáculos alegóricos a las leyendas populares mexicanas.

Theresa Sullivan
Directora de GESTUR