Inicio Por Dentro Presión fiscal al turismo es 76% más elevada

Presión fiscal al turismo es 76% más elevada

Compartir
front-pteasonahores
[ Publicidad ]

La Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (ASONAHORES) afirmó que la presión fiscal actual en este sector supera el 23%, por lo que es un 76% más elevada que la que dice el gobierno existe en el conjunto de la economía.

Asonahores también advirtió que si se concreta el aumento de impuestos que cursa en el Congreso, se troncharán los “sueños” de un desarrollo basado en el turismo. El presidente de la entidad, Luis Emilio Rodríguez Amiama, utilizó su intervención en el Foro Dominicano Anual de Turismo (FODATUR) 2012 para contradecir los comentarios sobre el poco aporte fiscal del turismo, hechos por funcionarios del gobierno en una reunión de la comisión del Congreso que estudia el proyecto de aumento de impuestos.

FODATUR congrega cada año a dirigentes de entidades turísticas, líderes provinciales, alcaldes y legisladores de comunidades turísticas, dirigentes de organizaciones comunitarias y representantes de los 10 clústeres turísticos que forman el Consorcio Dominicano de Competitividad Turística (CDCT), organizador de la actividad, y que cuenta con financiamiento de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Rodríguez señaló a lo presentes en el foro, que son líderes y asociaciones de las provincias que están apostando al turismo para desarrollar sus regiones, que hoy es “cuesta arriba atraer inversiones y tenemos que esforzarnos para que lleguen los turistas”, y los convidó a pensar en “lo que ocurrirá si nuestros legisladores se duermen con los cantos de sirenas de los promotores de los aumentos de impuestos y aumentan las desventajas que ya tenemos con nuestros competidores”.

“Si se afecta la competitividad en los niveles que sugiere la propuesta de aumento de impuestos, debemos olvidarnos de las buenas ideas con las que hemos soñado para apoyarnos en el turismo para el desarrollo de nuestras comunidades, porque se estarán tronchando nuestros sueños”, señaló Rodríguez.

Aporte fiscal
El directivo dijo que los funcionarios recaudadores del gobierno dicen que el turismo tiene muchos privilegios y aporta poco al fisco; sin embargo, un informe reciente, basado en información de 2010, demostró que la presión fiscal a la actividad turística es del 23.7%, por lo que RD$23.70 de cada 100 pesos aportados por el turismo a la economía, van al fisco.

Reveló que ese año el turismo colocó en la economía más de RD$154.000 millones y el aporte fiscal atribuible al turismo totalizó RD$35.595 millones, y su gasto turístico fue de RD$6.000 millones. Los aportes del turismo representaron el 14% de la recaudación del Estado, que recibió en promedio unos RD$8.360 por cada turista recibido ese año.

Se quejó de que “también se exagera” sobre los incentivos fiscales otorgados al turismo, que ese año fue de RD$1.195 millones, que es apenas el 1.2% de los RD$110.000 millones (aproximados) otorgados en exoneraciones de impuestos a distintos rubros, el mayor de ellos por ITBIS no cobrados a alimentos (RD$67.000 millones).

El 23.7% de la factura turística que va al Gobierno, precisó, no incluye los costos fiscales no calculados como impuestos, como el cargo por seguridad social a las empresas y el 10% de la propina, que en el caso de los hoteles todo incluido (que representan el 80% aproximado de las habitaciones), va incluido en el paquete.

Competitividad
El presidente de Asonahores explicó que el país compite en el Caribe principalmente con México que es una potencia turística mundial, y en comparación con ellos el costo promedio por turista en los paquetes todo incluido, en cuanto a alimentos y bebidas aquí, es un 29% más caro; en energía es un 180% más costoso, y en impuestos es un 45% más elevado. En República Dominicana la carga social supera el 46% mientras que en México es del 38%.

Rodríguez dijo que mientras aquí un hotel paga 22 centavos de dólar por el kilovatio/hora de energía eléctrica consumido, en México es el precio es 12 centavos de dólar. Nuestro actual ITBIS es del 16%, pero en México existe un ITBIS especial para el turismo del 11%.

Otro aspecto concreto de la competitividad señalado fue el costo del combustible de avión que ahora cuesta US$4.30/galón en República Dominicana, mientras que en México es de US$3.69. Si se aplica la reducción incluida en el paquete fiscal propuesto, la reducción de precios será de 27 centavos de dólar y seguiremos siendo más caros.

Dijo que debemos pensar que para una aerolínea que vuela diariamente desde Europa en un Boeing 747 la diferencia entre llegar a Cancún y a Punta Cana puede ser de unos 5 millones de dólares anuales. Para Rodríguez estas cifras explican por qué la construcción de nuevos hoteles y otros proyectos turísticos está prácticamente detenida, mientras que en el Caribe mexicano sigue creciendo.